24 febrero, 2016
Más de un millón de personas expulsadas de sus países por la guerra, la pobreza y la persecución entraron a Europa en el 2015.
Más de un millón de personas expulsadas de sus países por la guerra, la pobreza y la persecución entraron a Europa en el 2015.

Budapest

Hungría realizará un referendo sobre el plan europeo que obliga a los países de la Unión Europea a aceptar cuotas de acogida de migrantes, anunció el miércoles el primer ministro Viktor Orban.

"El gobierno ha decidido someter a referendo el asunto de la repartición obligatoria de cuotas" de refugiados, dijo Orban a la prensa, sin precisar la fecha de la consulta.

El gobierno conservador de Orban ya había acudido en diciembre a la justicia europea para cuestionar las cuotas de relocalización de migrantes adoptadas en setiembre de 2015 por la UE.

Según detalló Orban, la pregunta a los electores húngaros debe ser la siguiente: "¿Quiere usted que la Unión Europea decrete una relocalización obligatoria de ciudadanos no húngaros en Hungría sin la aprobación del Parlamento húngaro?"

Este dirigente, conocido por su abierta retórica antirefugiados, considera que no es posible "tomar, a espaldas de los pueblos, decisiones que cambian sus vidas y las de generaciones futuras", ya que estas cuotas van a "rediseñar la identidad cultural y religiosa de Europa".

Etiquetado como: