Papeles filtrados abarcan hasta el 2007 e implican a 100.000 clientes

 10 febrero, 2015

Londres. AP y AFP. La filial bancaria de HSBC en Suiza ayudó a evadir impuestos a traficantes de armas y drogas, así como a celebridades y gente rica en todo el mundo, según un informe basado en documentos filtrados que revela el secreto bancario de este país europeo.

El informe del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) y varias empresas noticiosas, se publicó en momentos en que los Gobiernos tratan de frenar la evasión fiscal, fortalecer unas arcas nacionales vaciadas por la crisis financiera y responder a las críticas de que los ricos no pagan la parte que les corresponde.

Los documentos filtrados, que abarcan el lapso 2005–2007, aluden a cuentas por $100.000 millones que pertenecen a más de 100.000 personas y entidades jurídicas de unos 200 países.

Algunos detalles de las operaciones salieron a la luz cuando Estados Unidos multó a HSBC en el 2012 por permitir que criminales usaran sus servicios para lavar dinero. El informe de ayer revela un cúmulo mayor de datos e información.

Los investigadores calculan que hay unos $7,6 billones en paraísos fiscales, lo cual priva a los Gobiernos de $200.000 millones anuales en ingresos fiscales, de acuerdo con el informe de ICIJ.

El Gobierno francés recibió los archivos de un denunciante anónimo en el 2010 y los compartió con autoridades de Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania, entre otros países.

Varios clientes sacaron ayer dinero en los cajeros automáticos de una sucursal del banco HSBC en Londres, Reino Unido. Venezuela es el tercer país con la mayor cantidad de dólares en la filial suiza. | EFE
Varios clientes sacaron ayer dinero en los cajeros automáticos de una sucursal del banco HSBC en Londres, Reino Unido. Venezuela es el tercer país con la mayor cantidad de dólares en la filial suiza. | EFE

El caso salpica a personalidades como un exguardaespaldas del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, al también fallecido banquero español Emilio Botín y a futbolistas como el uruguayo Diego Forlán.

Medidas. En Gran Bretaña, donde HSBC tiene su sede, el informe provocó críticas como que las autoridades de Hacienda no tomaron medidas suficientes para castigar a los evasores. La agencia recuperó 135 millones de libras ($236 millones) de algunos de los 3.600 británicos identificados como clientes de la sucursal de HSBC en Ginebra, pero solo se ha juzgado a uno.

Francia, en cambio, inició 103 demandas. El primer ministro Manuel Valls dijo ayer que el Gobierno está “muy resuelto” a combatir la evasión impositiva.

En la investigación, Costa Rica aparece con unos $23,1 millones ligados al caso y 28 clientes. La mayor cuenta registrada es de aproximadamente $8,8 millones.

Por su parte, HSBC destacó que los informes eran de ocho años atrás y que desde entonces ha puesto en práctica medidas para prevenir el uso de sus servicios bancarios para evadir impuestos o lavar dinero.

Franco Morra, director general de la subsidiaria suiza de HSBC, dijo que la nueva gerencia había reformado la empresa y cerrado cuentas de clientes que “no satisfacían estándares elevados”.

Los archivos de HSBC fueron analizados por el diario parisino Le Monde , el británico The Guardian , la BBC y el consorcio con sede en Washington.

Etiquetado como: