Ucrania, Georgia y Moldavia firmaron el Acuerdo de Asociación con UE

 28 junio, 2014
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; el del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el de Georgia, Irakli Garibashvili, muestran los documentos del tratado entre la UE, Ucrania, Georgia y Moldavia junto al mandatario ucraniano, Petro Poroshenko (izq., delante). | EFE
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; el del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el de Georgia, Irakli Garibashvili, muestran los documentos del tratado entre la UE, Ucrania, Georgia y Moldavia junto al mandatario ucraniano, Petro Poroshenko (izq., delante). | EFE

Bruselas. AFP Ucrania firmó el viernes un acuerdo histórico de asociación con la Unión Europea, que suscitó una dura reacción de Rusia, presionada por la UE para que rebaje la tensión en el este separatista del país antes de tres días.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, decidió prolongar durante ese mismo tiempo, o sea hasta el lunes, el alto el fuego decretado en el este de Ucrania , según una fuente diplomática de la Unión Europea (UE).

También exigió la liberación de los rehenes, entre ellos los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y poner fin a las “infiltraciones” de armas y combatientes, reveló la fuente.

El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Grigori Karasin, advirtió de que la firma tendría “consecuencias graves” para Ucrania.

Los dirigentes de la UE, reunidos en Bruselas, dieron a Rusia un plazo de tres días para que tome una serie de medidas concretas para pacificar el este de Ucrania, so pena de más sanciones.

Las medidas que exigen los líderes europeos incluyen la liberación de todos los rehenes, la devolución a las autoridades ucranianas de tres pasos fronterizos, negociaciones sobre el plan de paz ucraniano y un mecanismo de vigilancia de su aplicación.

Sin barreras. “¡Qué gran día! Posiblemente el más importante para mi país desde la independencia” en 1991, declaró Poroshenko en Bruselas antes de la firma de este acuerdo comercial, que busca suprimir la mayoría de las barreras aduaneras entre los países de la UE y Ucrania, de 45 millones de habitantes con importantes sectores metalúrgicos y agrícolas.

El rechazo a firmar este acuerdo, en noviembre, provocó la destitución, meses después, del entonces presidente Víctor Yanukóvich, tras una oleada de protestas proeuropeas y el inicio de una insurrección prorrusa en el este del país, donde Kiev lanzó una operación militar en abril, la cual ha dejado como resultado más de 400 muertos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, lamentó la firma del acuerdo.

Georgia y Moldavia, también exrepúblicas de la desaparecida URSS, firmaron el viernes el mismo acuerdo con la UE.

Rusia teme una llegada a su territorio de productos fabricados en la UE, vía Ucrania, en detrimento de su producción nacional, y estima que Kiev no puede mantener relaciones comerciales privilegiadas al mismo tiempo con Bruselas y con Moscú.

De nuevo el gas. Por su parte, el gigante del gas ruso Gazprom amenazó con reducir sus entregas a las compañías europeas que suministran gas a Ucrania en “flujo invertido”. Desde el corte de gas ruso el 16 de junio , Ucrania se ha vuelto hacia Europa para recibir parte del gas ruso que los países europeos importan, y a un precio menor que el que Moscú fija para Ucrania.

Desde comienzos del 2014, unas 110.000 personas huyeron de Ucrania a Rusia y otras 54.400 prefirieron abandonar sus hogares rumbo a otros puntos del país, anunció el viernes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Representantes de Kiev y líderes separatistas llevaron a cabo también una tercera ronda de conversaciones indirectas en Donetsk, si bien los combates continuaron estos últimos días en el este del país.