Eurogrupo analiza hoy crisis de deuda, mas no se vislumbra ningún acuerdo

 18 junio, 2015
El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, recibió el miércoles en Atenas al jefe de Gobierno de Austria, Werner Faymann. | AP
El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, recibió el miércoles en Atenas al jefe de Gobierno de Austria, Werner Faymann. | AP

Atenas y Bruselas. AFP y EFE. Grecia se mantenía inflexible ante las exigencias de sus acreedores –entre ellas una reducción de las pensiones– en la víspera de una reunión, este jueves, con sus socios del Eurogrupo para ver la crisis de la deuda griega.

Las expectativas de un acuerdo se veían lejanas , y en esto coincidían tanto las autoridades de Atenas como de otros países del continente.

En medio de este ambiente, el Banco Central de Grecia advirtió el miércoles, en su informe anual sobre la economía, de que un fracaso en las negociaciones “supondría el inicio de un doloroso camino a un impago de la deuda (...) y luego a una salida del país de la zona euro y, muy probablemente, de la Unión Europea (UE)”.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, mantuvo un discurso duro e inflexible y criticó la “incomprensible fijación” de Europa de pedir una reducción de las pensiones. Si insiste en este punto –expresó–, “tendrá que asumir el precio de las consecuencias”, que no acarrearán beneficios a nadie.

Poco optimismo. De cara al encuentro con el Eurogrupo en Luxemburgo, el ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis, dijo en París que no creía en un acuerdo sobre la deuda.

Desde hace varias semanas, Atenas negocia con sus acreedores (Banco Central Europeo, Unión Europea y Fondo Monteario Internacional, (FMI) una serie de reformas económicas a cambio de la entrega de préstamos por 7.200 millones de euros, vitales para el país helénico, ya casi sin recursos en efectivo.

Pese a la urgencia de un acuerdo, el ministro alemán de Finanzas también concordó en que había pocas esperanzas de alcanzar un trato con Grecia.

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, señaló, el miércoles, que la falta de un arreglo podría provocar importantes perturbaciones en la economía mundial.

“Estamos haciendo propuestas razonables, moderadas y realistas” , afirmó el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, al tiempo que el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el euro, Valdis Dombrovskis, pedía a Atenas que muestre “voluntad política” para hacer un “último esfuerzo” que permita la concreción de un arreglo.

El tiempo se agota y con él las posibilidades de que Atenas pueda acceder a los 7.200 millones de euros que permanecen congelados del plan de rescate.

Para ello, se tendría que lograr un consenso con los acreedores y con los socios de la zona del euro, tras lo que se deberían llevar a cabo los procedimientos necesarios en varios parlamentos nacionales, así como ejecutar la orden de pago, mecanismos todos ellos que “llevan tiempo” .

“Hay muchísimo trabajo que hacer después de que haya un acuerdo político”, explicaron varias fuentes próximas a las negociaciones.

Aunque a puerta cerrada se menciona la posibilidad de convocar una cumbre de líderes en Bruselas el próximo domingo para retomar la cuestión griega al más alto nivel, todas las fuentes consultadas coincidieron en esperar a ver qué sucede en la reunión de este jueves antes de pensar en los siguientes pasos.

Etiquetado como: