Ministro de Finanzas afirma que se podría recurrir a un impuesto extraordinario

 28 febrero, 2015
Varias personas pasan cerca de un edificio con un grafiti, en el centro de Atenas. Grecia logró la prórroga de cuatro meses para su rescate. | EFE
Varias personas pasan cerca de un edificio con un grafiti, en el centro de Atenas. Grecia logró la prórroga de cuatro meses para su rescate. | EFE

El gobierno griego, que se comprometió a mantener presupuestos equilibrados y a aplicar medidas sociales para hacer frente a la crisis humana, procurará cobrar impuestos a quien debe dinero y nunca pagó.

Después de que los diputados alemanes levantaran el viernes el último obstáculo a las ayudas internacionales que deben darle un respiro a Atenas, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció una serie de medidas sociales y el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, afirmó el sábado que Atenas podría recurrir a un impuesto extraordinario para equilibrar sus presupuestos.

"Nos comprometimos a tener presupuestos equilibrados. Si tengo que poner un impuesto extraordinario, lo haré, pero será para los que pueden pagar (...) No vamos a quitarle dinero a la gente que está sufriendo", declaró el ministro.

"La gente que nos interesa es la que tiene dinero y nunca pagó. Ese es nuestro objetivo y no nos vamos a compadecer", puntualizó.

"Queremos encontrar una solución para que paguen los que tienen dinero", insistió.

Horas antes, en la noche del viernes, el primer ministro Alexis Tsipras había expresado su satisfacción por el voto del parlamento alemán, al tiempo que anunciaba una serie de medidas sociales previstas en el programa electoral de Syriza.

"El primer proyecto de ley que presentaremos a comienzos de la semana próxima, el lunes por la mañana, incluye medidas para enfrentar la crisis humanitaria. Esto, para nosotros, es la primera obligación para una sociedad que sufre desde hace cinco años", dijo el jefe de gobierno.

Las medidas incluyen el suministro gratuito de corriente eléctrica a 300.000 familias, así como un programa de vivienda para 30.000 personas.

"Otros textos van a proteger a cientos de miles de personas que corren el riesgo de quedarse sin vivienda", según Tsipras.

El jefe de gobierno también afirmó que el controvertido proyecto de una empresa canadiense para explotar una mina de oro en el norte de Grecia no se llevará a cabo.

Comentando el voto del parlamento alemán, Tsipras estimó que Europa reconoció ahora que Grecia abrió un nuevo capítulo.

"Empezamos a trabajar duro, para cambiar a Grecia dentro de una Europa que está cambiando de rumbo", aseguró.

El acuerdo de extensión del préstamo refrendado el viernes por los diputados alemanes se había alcanzado el martes al cabo de un intenso pulso entre Berlín y Atenas.

Atenas había tenido que entregar, a principios de semana, una lista de reformas, a cambio de recibir 7.200 millones de euros del programa de ayudas, que aún estaban pendientes de cobro. La prolongación será por cuatro meses, hasta el 30 de junio.

Grecia necesita ese apoyo financiero para mantener su economía a flote, tras años de crisis y medidas de austeridad. Su PIB volvió a contraerse en un 0,4% en el cuarto trimestre de 2014 respecto al anterior, y no un 0,2% como se había estimado a mediados de febrero, según la oficina griega de estadísticas.

El documento elaborado por Atenas no contiene plazos ni compromisos cifrados, pero es una decisión deliberada, explicó Varoufakis, afirmando que se trataba de una imprecisión productiva.

Etiquetado como: