El domingo se tomará una decisión sobre el futuro de Grecia en la cumbre extraordinaria de la UE

 9 julio, 2015
Manifestantes ondean banderas europeas y griegas durante una protesta frente al Parlamento de Atenas
Manifestantes ondean banderas europeas y griegas durante una protesta frente al Parlamento de Atenas

Atenas

La zona euro recibió, dentro del plazo previsto, las propuestas de reformas prometidas por Grecia para poder obtener un tercer plan de ayuda y mantenerse en la zona euro, informó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Los acreedores de Atenas (UE, BCE y FMI) estudiarán las propuestas "inmediatamente" y el sábado las presentarán a los ministros de Finanzas de la zona euro, antes de una cumbre extraordinaria de la UE, el domingo en Bruselas.

Con estas propuestas sobre la mesa, los acreedores también podrán "estimar el monto del programa de ayuda", indicó otra fuente.

Grecia hizo formalmente a la zona euro, su principal acreedor, una nueva demanda de ayuda sobre un periodo de tres años, la tercera desde 2010, a cambio del esfuerzo presupuestario que esta deberá realizar. Si las cuentas no cierran, la reunión del domingo podría convertirse en una cumbre de crisis, lo que podría provocar la salida de Grecia de la moneda única europea, algo que se quiere evitar.

Estas propuestas serán sometidas también al Parlamento griego el viernes, para que brinde su autorización, según la agencia Ana.

Se trata de un último esfuerzo heleno para convencer a sus acreedores que le concedan un nuevo rescate y evitar su salida de la eurozona.

Si los dirigentes europeos aceptan las propuestas, podrían aprobar un nuevo rescate el domingo, durante la cumbre extraordinaria de los 28 países de la UE.

Desde la victoria del "No" en el referendo del pasado domingo sobre las últimas propuestas de Bruselas, Tsipras, impulsor de la consulta y de la que salió reforzado, intenta construir un frente común con todos los partidos del país.

Según el periódico económico Naftemboriki, el programa de reformas supondrá una reducción del presupuesto de entre 10.00 y 12.000 millones de euros, más que las propuestas anteriores del gobierno griego.

Tsipras también pidió a sus socios que reduzcan la enorme deuda del país, que ya representa unos 320.000 millones de euros, es decir el 180% del PIB. Una llamada que respondió este jueves el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, al pedir que los acreedores hagan propuestas "realistas" sobre la cuestión de la deuda.

Etiquetado como: