4 enero, 2014

Paris. EFE El Gobierno francés quiere lograr que el polémico humorista Dieudonné, condenado varias veces por injurias racistas, no pueda declararse insolvente y pague sus multas, que ascienden a decenas de miles de euros.

Dieudonné M’bala M’bala es un popular cómico que inició su carrera humorística en los noventa, pero fue a partir de los 2000 cuando hizo bromas antisemitas, como la negación del Holocausto.

Esta temática fue su sello de autor en unos espectáculos basados en la provocación en los que también dedica chascarrillos a los islamistas, las mujeres o los chinos.

En diciembre, Dieudonné, de 47 años e hijo de una mujer blanca y un hombre negro, profirió unas hirientes declaraciones en contra de dos cómicos de origen judío.

El cómico, al que la ministra de Justicia de Francia describe como un “antisemita multirreincidente” que lanza “payasadas obscenas”, está en la mira del Gobierno.

El ministro del Interior anunció que el Ejecutivo estudiaría si es posible prohibir sus espectáculos, medida que jurídicamente se revela complicada porque choca contra el derecho a la libertad de expresión en Francia.

Etiquetado como: