Video muestra supuesto plan para intervención militar de Turquía en Siria

 28 marzo, 2014

Estambul. AFP. El Gobierno turco bloqueó ayer el acceso a la plataforma YouTube, una semana después de hacer lo mismo con la red social Twitter , luego de que se dio a conocer el video de una reunión sobre una posible intervención militar de Turquía en Siria.

A tres días de las elecciones municipales, esta filtración, la última de una larga serie, provocó la ira del primer ministro Recep Tayip Erdogan, quien denunció un “acto infame, cruel, amoral” y prometió perseguir a sus autores “hasta en sus sótanos”.

El ministro de Relaciones Exteriores, Ahmet Davutoglu, uno de los protagonistas de la nueva filtración, calificó la grabación de una “clara declaración de guerra al Estado turco y al pueblo”.

Tras la publicación del video, la Autoridad Turca de Telecomunicaciones bloqueó rápido el acceso a YouTube en Turquía y alegó una “amenaza de primer orden a la seguridad nacional”.

En el video, cuatro personas presentadas como altos cargos turcos y el jefe de los servicios secretos, Hakan Fidan, planean la posibilidad de una operación secreta susceptible de justificar luego una respuesta militar turca en Siria.

La autenticidad de estas conversaciones, su fecha o las condiciones de las grabaciones, aún no han sido establecidas.

Según el canal de información televisivo CNN-Turk, esta reunión tuvo lugar en el despacho personal del canciller y es reciente.

Una ciudadana turca navegó por el canal de videos Youtube ayer en un cibercafé de Estambul antes de que el Gobierno bloqueara el acceso. La decisión fue comunicada a las empresas proveedoras de Internet. | EFE
Una ciudadana turca navegó por el canal de videos Youtube ayer en un cibercafé de Estambul antes de que el Gobierno bloqueara el acceso. La decisión fue comunicada a las empresas proveedoras de Internet. | EFE

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores no desmintió su existencia, pero aseguró que la grabación publicada fue “manipulada” y denunció un “ataque odioso” y un “grave acto criminal”.

Polémica. En el último mes, decenas de grabaciones piratas de conversaciones telefónicas que implican a Erdogan y a su entorno en un escándalo de corrupción han sido emitidas a través de Internet.

Para impedir su publicación, Ankara bloqueó el 20 de marzo la red social Twitter, lo cual generó una avalancha de críticas.

Un tribunal de Ankara ordenó el miércoles la suspensión de esta medida , que seguía –sin embargo– en vigor porque el TIB dispone de 30 días para aplicarla.

El domingo se celebran en Turquía las elecciones municipales cruciales para Erdogan, cada vez más criticado por su autoritarismo después de 12 años en el poder.