5 junio, 2014

Bruselas. AFP. Los líderes de las potencias del G7 pidieron ayer a Rusia que obrara por bajar la tensión en Ucrania y que cooperara con el presidente electo de ese país, Petro Poroshenko, con quien el mandatario ruso, Vladimir Putin , no excluyó reunirse mañana en Francia.

“Las acciones para desestabilizar el este de Ucrania son inaceptables y deben cesar”, indicó el G7 en un comunicado en el que pide a Moscú que frene el “flujo de armas y militantes en su frontera”.

El G7 pidió asimismo a Rusia que retirara sus tropas de la frontera con Ucrania y que ejerciera su influencia sobre los grupos armados separatistas del este ucraniano.

Sin cambios en estos puntos, así como en la actitud de Moscú hacia el Ejecutivo ucraniano tras las elecciones, estas potencias amenazaron con aumentar las sanciones.

“Estamos listos para implementar sanciones que impongan un mayor costo a Rusia si lo demandan los acontecimientos”, advirtieron en el comunicado, sin modificar su línea de conducta que consiste en mantener un “equilibrio entre diplomacia y la amenaza de sanciones”, como lo dijo la canciller alemana, Ángela Merkel, tras la cita.

Los líderes del G7 comenzaron así una cumbre destinada a mostrar su apoyo a Poroshenko, con quien el presidente estadounidense, Barack Obama, se reunió ayer, e instar a Moscú a que reduzca la tensión con Ucrania y entable un diálogo con su vecino.

Los líderes del G7 participaron ayer en una cena de trabajo en el marco del inicio de la cumbre para tratar la situación de Ucrania. | EFE
Los líderes del G7 participaron ayer en una cena de trabajo en el marco del inicio de la cumbre para tratar la situación de Ucrania. | EFE

Esta cumbre es la primera que celebran las siete potencias económicas mundiales en 17 años sin la participación de Rusia, invitada a estas reuniones en 1998.

Inicialmente el G8 debía reunirse en Sochi en estas fechas, pero tras la anexión de Crimea por Rusia, los líderes del G7 reunidos en La Haya a fines de marzo decidieron cancelar la cita rusa y organizar una en Bruselas.

Esta cumbre se lleva a cabo justo antes de las ceremonias por el 70.º aniversario del desembarco aliado en Francia este viernes, a las que asistirá el presidente ucraniano así como Vladimir Putin, quien hoy por la noche se reunirá por separado con su homólogo francés, François Hollande, y el primer ministro británico David Cameron. Luego lo hará con Ángela Merkel.

En una entrevista con medios franceses difundida ayer, Putin no descartó un encuentro con Poroshenko, que también fue invitado a esta ceremonia en Francia.

“No voy a evitar a nadie y evidentemente hablaré con todo el mundo”, declaró Putin en una entrevista con radio Europe 1 y el canal TF1 de Francia.