En un día especialmente caluroso, el Papa aconsejó a las personas mayores de la plaza que se pusieran a la sombra y siguieran sus palabras a través de una pantalla gigante.

 11 junio, 2014
El papa Francisco gesticula a su llegada a la audiencia general de los miércoles, en la plaza de San Pedro, en la ciudad del Vaticano. Pidió a los asistentes que rezaran por él ante su próximo viaje a Tierra Santa. | EFE
El papa Francisco gesticula a su llegada a la audiencia general de los miércoles, en la plaza de San Pedro, en la ciudad del Vaticano. Pidió a los asistentes que rezaran por él ante su próximo viaje a Tierra Santa. | EFE

Los "mercaderes de muerte" y los traficantes de personas "tendrán que rendir cuentas un día ante Dios", aseguró este miércoles el papa Francisco en la plaza de San Pedro, donde pidió también luchar contra el trabajo infantil.

"íLos mercaderes de muerte no vienen a la plaza de San Pedro!" dijo Francisco frente a la muchedumbre reunida para la tradicional audiencia general de los miércoles.

"¿Creen que los corruptos, los que trafican con personas y los traficantes de armas están realmente contentos? No, porque saben que en el más allá tendrán que rendir cuentas a Dios. No se llevarán con ellos ni el dinero y el poder ni su orgullo [...] Un día todo termina", dijo el papa.

Francisco también hizo un llamamiento contra el trabajo infantil ante las cerca de 40.000 personas reunidas en la plaza, coincidiendo con el día Mundial contra la explotación del trabajo infantil que se celebra el jueves..

"Decenas de millones de niños, escuchad bien, decenas de millones de niños, están obligados a trabajar en condiciones degradantes, expuestos a formas de esclavitud y explotación, así como a los abusos, los malos tratos y la discriminación", recordó el papa.

"Espero sinceramente que la comunidad internacional pueda ampliar la protección social de los menores para erradicar este flagelo. Renovemos todos nuestro empeño, en particular las familias, para garantizar a cada niño y niña la salvaguardia de su dignidad y la posibilidad de un crecimiento sano", añadió.

En un día especialmente caluroso, el Papa aconsejó a las personas mayores de la plaza que se pusieran a la sombra y siguieran sus palabras a través de una pantalla gigante.

Etiquetado como: