3 septiembre, 2014

París

Francia suspendió la entrega de un buque de guerra a Rusia en medio de inquietudes provocadas por las acciones de Moscú en Ucrania, anunció la oficina del presidente Francois Hollande el miércoles.

Los aliados de Francia en la OTAN —que realiza una reunión cumbre el jueves en Gales— habían presionado a París durante meses para que suspendiera la venta.

Hollande se reunió con sus principales asesores de defensa y a continuación su oficina calificó de “grave” la situación en el este de Ucrania y afirmó que las acciones recientes de Rusia dañan “los cimientos de seguridad en Europa” .

Este es el buque BPC Vladivostock mientras zarpaba el 5 de marzo del puerto de Saint Nazaire, en el este de Francia, para navegar en viaje de prueba en mar abierto abierto.
Este es el buque BPC Vladivostock mientras zarpaba el 5 de marzo del puerto de Saint Nazaire, en el este de Francia, para navegar en viaje de prueba en mar abierto abierto.

El Vladivostok, el primero de dos portahelicópteros de la clase Mistral encargados por Rusia, debía ser entregado el mes próximo. La entrega del otro, llamado Sebastópol —como el puerto de Crimea anexado por Rusia— estaba prevista para el año próximo.

A pesar de noticias sobre un posible cese de fuego en Ucrania, Hollande dice que eso no basta para que Francia autorice la entrega del Vladivostok. Su oficina no mencionó el otro buque.

En julio, Hollande dijo que el costo del contrato era demasiado elevado como para cancelarlo y días atrás sus asesores dijeron que Francia se preparaba para efectuar la entrega. Los rusos ya habían pagado el buque y Francia tendría que reembolsar 1.100 millones de euros ($1.500 millones) si cancelaba la entrega.

Las autoridades francesas habían sostenido que Francia tenía que respetar el contrato y que las sanciones recientes no se aplicaban retroactivamente a un contrato firmado tres años antes.

También decían que el buque se entregaría sin equipamiento de armas.

Etiquetado como: