22 enero, 2014

ParÍs. AFP. Después de España, donde un anteproyecto de ley propone limitar estrictamente el derecho de aborto, una polémica sobre la interrupción voluntaria del embarazo arrecia en Francia, donde el Parlamento aprobó ayer en la noche una enmienda que amplía ese derecho.

La votación del artículo en cuestión del proyecto de ley sobre la igualdad entre mujeres y hombres, que suprime la noción de “desamparo” para una mujer que quiere solicitar un aborto, tuvo lugar después de un apasionado debate de más de dos horas.

La enmienda presentada al Parlamento preveía que una mujer tiene derecho a abortar si “no desea proseguir un embarazo”, cuando hasta ahora la ley estipulaba que debía estar “en situación de desamparo” a raíz del embarazo.

Por el contrario, en España, el anteproyecto de ley del gobierno conservador apunta a restringir el aborto a solo dos casos: cuando hay peligro para la vida o la salud de la mujer y cuando el embarazo es el resultado de una violación que fue denunciada a la Policía.

Miles de españoles participaron de una manifestación en contra del aborto en las calles madrileñas en el 2010. | ARCHIVO
Miles de españoles participaron de una manifestación en contra del aborto en las calles madrileñas en el 2010. | ARCHIVO

La Asamblea Nacional francesa (Cámara Baja) debatió el martes la enmienda que suprimía la condición de “situación de desamparo” para tener derecho al aborto.

Esa referencia es “obsoleta”, consideró la ministra de los Derechos de las Mujeres, Najat Vallaud-Belkacem.

En alusión al caso de España, Vallaud-Belkacem consideró que “las evoluciones en ciertos países vecinos” demuestran que no se está “al amparo de una vuelta atrás de 40 años”.

Por su parte, la ministra de Asuntos Sociales, Marisol Touraine, espresó ayer que el plan español “constituiría una regresión sin precedentes si fuera adoptado”, “una regresión que devolvería a las mujeres a la Edad de Piedra”, y exhortó a la movilización contra él.

Etiquetado como: