21 noviembre, 2016
El ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, anunció este lunes la detención de siete personas, sospechosas de planear un atentado terrorista en Francia.
El ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, anunció este lunes la detención de siete personas, sospechosas de planear un atentado terrorista en Francia.

París

La policía francesa frustró "un nuevo atentado" con la detención de siete personas en Estrasburgo y Marsella, anunció este lunes el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve.

Siete sospechosos, de entre 29 y 37 años, de nacionalidad francesa, marroquí y afgana, fueron detenidos durante una operación antiterrorista realizada la noche del sábado, luego de una investigación de "más de ocho meses", detalló el ministro en una conferencia de prensa.

Seis de los sospechosos no eran conocidos de los servicios de inteligencia y el sétimo, un marroquí, había sido señalado por otro país.

Esta operativo, fruto de una investigación de varios meses, permitió "frustrar una acción terrorista planeada desde largo tiempo en nuestro territorio", agregó el ministro del Interior.

La Policía arrestó a cinco personas vinculadas con esta misma red el 14 de junio del 2016, coincidiendo con el inicio de la Eurocopa de fútbol celebrada en Francia, apuntó el ministro. Dos de esos sospechosos fueron encarcelados, expresó Cazeneuve.

El operativo realizado este fin de semana se realizó de manera urgente "con base en elementos formales", explicó este domingo una fuente cercana al caso.

La investigación, en manos de la fiscalía antiterrorista, deberá "determinar los papeles respectivos de las personas detenidas y establecer si el atentado frustrado iba a ser un ataque coordinado contra varios lugares del territorio", declaró Cazeneuve.

El ministro no precisó el o los lugares donde iban a llevarse a cabo los ataques planificados por esta red y desbaratados una semana antes de la apertura el viernes del célebre mercado navideño de Estrasburgo, que cada año atrae a cerca de dos millones de personas.

Sin embargo, el alcalde de Estrasburgo, Roland Ries, declaró este lunes en conferencia de prensa que "Estrasburgo no era el blanco" de esta red. "El objetivo era la región parisina", afirmó.

"Nunca antes la amenaza terrorista había sido tan alta en nuestro territorio. Nadie puede garantizar el riesgo cero de atentados y los que lo garantizan mienten a los franceses", recalcó Bernard Cazeneuve.

Solo en el 2016, la policía francesa ha frustrado cerca de veinte atentados y proyectos de atentados en el territorio, según una fuente cercana a la investigación.

A principios de setiembre, la policía desbarató un proyecto de atentado luego de descubrir en un coche abandonado en el centro de París seis bombonas de gas, que llevó a la detención de un comando de mujeres que habían jurado lealtad al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Desde principios de año, la policía antiterrorista ha detenido en Francia a 418 personas vinculadas con redes yihadistas, agregó el ministro.

Francia se enfrenta a una amenaza yihadista sin precedentes. En noviembre del 2015, 130 personas murieron en atentados coordinados en París y en julio del 2016, 86 perdieron la vida en un ataque en Niza, en la Costa Azul francesa.

Ambos atentados fueron reivindicados por el EI.

El presidente François Hollande afirmó el pasado 15 de noviembre su intención de extender el estado de emergencia, decretado tras los atentados de París de hace un año, hasta las elecciones presidenciales de abril y mayo del 2017.