2 noviembre, 2016
Decenas de menores fueron trasladados a diversas ciudades de Francia este miércoles.
Decenas de menores fueron trasladados a diversas ciudades de Francia este miércoles.

Calais, Francia

Las autoridades francesas comenzaron este miércoles a llevar a los 1.500 menores de edad que vivían en el campamento de migrantes de Calais hacia diversas ciudades de Francia, donde serán tramitadas las solicitudes de traslado al Reino Unido.

Un primer autobús con 43 niños a bordo abandonó el centro donde habían sido reagrupados los menores, después del desmantelamiento del campamento ubicado en el extremo norte de Francia la semana pasada.

Inmediatamente después, otros dos autobuses, de los 30 previstos, abandonaron el Centro de Acogida Provisorio (CAP), donde fueron alojados los menores sin familia que vivían en la "jungla".

Los menores serán realojados en centros repartidos en todo el territorio, donde serán examinadas las solicitudes de traslado al Reino Unido de aquellos que afirman tener parientes en territorio británico y hacer valer el derecho a la reunificación familiar reconocido por la Unión Europea.

Los demás, que no quieren renunciar al sueño británico, esperan poder beneficiarse de un dispositivo para migrantes en situación de "vulnerabilidad".

Dos representantes del ministerio del Interior británico, dos acompañantes y un intérprete viajan junto a los menores en cada unidad.

Tras el desmantelamiento de Calais a mediados de octubre, alrededor de 300 menores han sido acogidos en Reino Unido.

Este inmenso campamento de chabolas, frente a las costas británicas, fue desalojado la semana pasada. Unos 4.500 adultos fueron trasladados a centros de acogida repartidos en toda Francia y 1.500 menores habían sido reagrupados en contenedores habilitados como viviendas.

Luego del traslado de estos menores, quedará por evacuar a entre 360 y 400 mujeres y niños instalados en un centro de acogida adyacente a la "jungla".

Entre 6.400 y 8.100 migrantes vivían en condiciones insalubres en la "jungla" de Calais, un campamento que se convirtió en el símbolo del fracaso de las políticas migratorias europeas.