7 enero, 2014

La canciller deberá guardar todo el reposo que le sea posible. | AP
La canciller deberá guardar todo el reposo que le sea posible. | AP

Berlín. AFP. La canciller alemana, Ángela Merkel , sufrió el fin de año un accidente cuando practicaba esquí de fondo en Suiza y se fracturó la pelvis, lo que le obligará a suspender buena parte de su agenda de trabajo durante las próximas tres semanas.

Merkel padece “una contusión grave asociada a una fractura incompleta en el anillo pélvico posterior izquierdo”, informó ayer en rueda de prensa el portavoz de la Cancillería, Steffen Seibert.

El accidente tuvo lugar antes de fin de año, cuando Merkel, de 59 años, aficionada al senderismo y la montaña, se cayó mientas practicaba esquí de fondo en el valle alpino de Engadina, cerca de Saint Moritz, en Suiza .

En principio, pensó que se trataba de una simple contusión, pero el pasado viernes, ya de regreso en Berlín, decidió acudir al médico.

Cambio de planes. La canciller, que debía retomar esta semana el trabajo tras las vacaciones de Navidad, tenía previsto viajar el miércoles a Polonia y el jueves recibía al primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, dos citas que ya fueron anuladas.

Tampoco se reunirá esta semana, como estaba planeado, con el jefe de la patronal alemana, y su partido, la Unión Cristiano Demócrata (CDU), ha aplazado la convención con la que iba a iniciar el viernes el curso político, a la espera de que la canciller se recupere.

Empero, su portavoz indicó que presidirá la reunión del Consejo de Ministros de este miércoles, una cita considerada importante en el ámbito interno pues se espera la creación de una comisión gubernamental para analizar el impacto de la inmigración en Alemania, primer roce de la gran coalición de gobierno cerrada a finales de año.

Etiquetado como: