Luis Bárcenas pagó una fianza de 200.000 euros

 22 enero, 2015
Luis Bárcenas llegando a su apartamento, tras salir de la cárcel
Luis Bárcenas llegando a su apartamento, tras salir de la cárcel

Madrid

El extesorero del partido oficialista de España (Partido Popular) Luis Bárcenas fue puesto en libertad este jueves tras pagar una fuerte fianza, volviendo a traer a primera línea un asunto de corrupción que salpica al gobierno en un año electoral.

"Me encuentro muy bien", dijo Luis Bárcenas a los periodistas a su salida de la cárcel de Soto del Real, cerca de Madrid, acompañado por sus dos hijos.

Los abogados de Luis Bárcenas habían depositado en la mañana de este jueves una fianza de 200.000 euros reunida por su familia, según una fuente judicial.

Bárcenas ha sido puesto en libertad tras 19 meses en prisión provisional y antes de ser juzgado por blanqueo de capitales, fraude fiscal y malversación de fondos entre 1999 y 2005.

La fiscalía ha pedido 42 años de cárcel para él, pero su juicio, en el que también serán procesadas otras 42 personas, entre ellas otros dos extesoreros de la formación conservadora, no debería tener lugar antes de las elecciones generales previstas para finales de año.

Bárcenas fue expulsado del PP y el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, en el poder desde 2011, reconoció en 2013 haberse equivocado al nombrarlo tesorero cuando dirigía el partido.

"Esa persona hace tiempo que no está en el partido", subrayó Rajoy, subrayando que ha presentado varios proyectos de ley para evitar la repetición de escándalos de corrupción que empañan la política española.

Pero, mientras llega el juicio, los hechos de los que están acusados Bárcenas y otros altos responsables del PP, siguen pesando sobre ese partido, al igual que otros casos todavía investigados.

El extesorero afirmó en sus declaraciones ante el juez que gestionaba una caja B del partido, una contabilidad paralela de la que PP asegura no saber nada.

A su salida de la cárcel, Bárcenas reitero que "he reconocido que esos documentos son rigurosamente ciertos", en referencia a los conocidos como "papeles de Bárcenas", donde habría apuntado esa contabilidad paralela.