12 septiembre
La basílica de la Sagrada Familia, en Barcelona.
La basílica de la Sagrada Familia, en Barcelona.

Barcelona

La Policía de Barcelona señaló que no se encontraron explosivos después de inspeccionar una vagoneta sospechosa cerca de la emblemática basílica de la Sagrada Familia, y que la preocupación de un posible ataque extremista que provocó una evacuación de la zona fue una falsa alarma.

Un vocero de los Mossos d'Esquadra, la policía regional, dijo que los dos ocupantes que fueron vistos en la vagoneta cerca de la iglesia generaron preocupación la tarde del martes, pero un escuadrón antibombas no encontró ningún tipo de explosivos.

El vocero declinó ser identificado, de acuerdo con las normas.

Barcelona, un eje turístico en Cataluña, y una ciudad costera cercana, fueron blanco de ataques terroristas que mataron a 16 personas el mes pasado.

España ha conservado su alerta antiterrorismo en un nivel por debajo del máximo desde mediados del 2015.