Bolsas en todo el continente sufrieron caídas debido al temor a epidemia

 8 octubre, 2014
Unos 200 trabajadores del hospital universitario La Paz-Carlos III se concentraron ayer a las puertas del centro sanitario para pedir la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, y del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. También, en solidaridad con su compañera infectada por el virus del Ébola. | EFE
Unos 200 trabajadores del hospital universitario La Paz-Carlos III se concentraron ayer a las puertas del centro sanitario para pedir la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, y del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. También, en solidaridad con su compañera infectada por el virus del Ébola. | EFE

Madrid. AFP. La infección por ébola de una auxiliar de enfermería en España, primer caso fuera de África, suscitaba ayer temores a una propagación del virus y llevó a la Unión Europea (UE) a pedir explicaciones a España.

Pese a todas las medidas de seguridad anunciadas, una técnica sanitaria se infectó tras atender en un hospital de Madrid a dos misioneros repatriados con ébola de Liberia y Sierra Leona. Ambos fallecieron.

La mujer –Teresa Romero, de 44 años, según la prensa– fue trasladada durante la noche al mismo Hospital La Paz-Carlos III donde estuvieron los religiosos.

Su madre afirmó al diario que habló con ella y le dijo que parece que está mejor. De hecho, los médicos afirmaron que mejora.

Junto a la infectada, otras tres personas están ingresadas en el mismo hospital: su marido, con “alto riesgo” de contagio debido a su proximidad; un ingeniero español que llegó de Nigeria y una enfermera de La Paz que no tuvo fiebre, pero sí diarrea. Ya ella dio negativo en las pruebas sobre ébola.

Mientras tanto, las autoridades emprendieron una carrera contrarreloj para localizar a quienes mantuvieron contacto con la mujer, casada y sin hijos, que se encontraba de vacaciones desde el 26 de setiembre. Ya pusieron bajo vigilancia a 52 personas.

Los países miembros de la Unión Europea habían establecido procedimientos coordinados para prevenir la entrada del virus en su territorio, poblado por 507 millones de habitantes.

Explicaciones. “Hubo evidentemente un problema en algún momento”, afirmó Frederic Vincent, portavoz de la Comisión Europea, que pidió al Ministerio de Sanidad español “que esclarezca” lo ocurrido. Pese a todo, “no hay inquietud" en Bruselas”, afirmó, al tiempo que aseguró que la propagación del virus “en Europa sigue siendo una hipótesis muy improbable”.

El epidemiólogo estadounidense David Heymann , miembro del equipo internacional que en 1976 descubrió el virus, aseguró que no hay peligro de que ocurra una epidemia en España.

Heymann, profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres , afirmó que “el servicio público de salud español sabe muy bien lo que debe hacer” y ha localizado y aislado a las personas que pudieron estar en contacto con la auxiliar de enfermería.

Sin embargo, en todo el continente las bolsas sufrieron caídas, sobre todo en los valores aéreos (Lufthansa -5,16%) y el turismo, que constituye uno de los pilares de la economía española (11% de la producción).

Prevención. Por otro lado, la UE enviará tres aviones con material médico a Sierra Leona, Liberia y Guinea, a la vez que tiene previsto crear un sistema de evacuación médica para repatriar al personal extranjero infectado.

El caso español tampoco hizo abortar el plan de repatriación de una doctora noruega de Médicos Sin Fronteras infectada en Sierra Leona y que llegó ayer a Oslo.

En opinión de sindicatos de enfermeros españoles, las medidas de seguridad fueron ineficaces durante la hospitalización de los religiosos ya fallecidos.

“Ha habido algunos fallos que hemos denunciado con el primero caso”, declaró Charly Manuel Torres, portavoz del sindicato CSIF. “Uno de los fallos que he visto es que sigue sin darse cursos, sin dar protocolo de actuación a la gente nueva”, agregó.

Según el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS) , la fiebre hemorrágica del Ébola causó 3.439 muertos en África occidental de 7.478 casos en cinco países.

Además de estos cinco países: Sierra Leona, Guinea, Liberia, Nigeria, Senegal, se registró también un pequeño brote en la República Democrática de Congo y el lunes apareció una enfermedad emparentada, la fiebre Marburg, en Uganda, con un muerto y ocho casos sospechosos.

Fue en Estados Unidos donde se registró el primer caso diagnosticado fuera de África, la semana pasada, pero el contagio se produjo fuera del país, ya que el enfermo venía de Liberia.

El presidente Barack Obama subrayó el lunes que los riesgos de epidemia de ébola en Estados Unidos son “extremadamente débiles”, asegurando que la calidad del sistema de salud es capaz de controlar su propagación.

Consideró, sin embargo, que ante el avance de la epidemia en África occidental, la respuesta de la comunidad internacional está siendo insuficiente y anunció que presionará a sus homólogos para que se impliquen más en esta lucha.

El Reino Unido va a desplegar un centenar de soldados en Sierra Leona para ayudar a combatir la epidemia de ébola en el país africano, mientras que Estados Unidos ha desplegado hasta ahora a unos 350 soldados en Senegal y Liberia con el mismo objetivo.

La Unión Africana (UA) ya había reclamado antes más medios contra el virus. Los países africanos más afectados por esta epidemia de fiebre hemorrágica, “no tienen suficiente personal de salud y una parte sucumbió a la enfermedad”, declaró la presidenta sudafricana de la Comisión de la UA, Nkosazana Dlamini-Zuma.