24 octubre, 2013

Washington. AFP. El presidente Barack Obama aseguró a la canciller alemana, Ángela Merkel, que Estados Unidos no está espiando sus comunicaciones, pero la Casa Blanca no desmintió los informes de que espías estadounidenses registraran en el pasado las llamadas de su teléfono celular.

Ángela Merkel: ¿una víctimas más del espionaje estadounidense? | ARCH
Ángela Merkel: ¿una víctimas más del espionaje estadounidense? | ARCH

En diálogo telefónico ayer, “el presidente le garantizó a la canciller que Estados Unidos no estaba espiando ni espiará las comunicaciones de la canciller”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Más temprano, la cancillería reveló en Berlín que “el Gobierno federal obtuvo informaciones que afirman que el teléfono celular de la canciller podría haber sido vigilado por los servicios estadounidenses”, y confirmó una conversación telefónica entre Obama y Merkel a iniciativa de esta última.

Si se confirmar tales prácticas, Merkel “las desaprueba totalmente y las considera inaceptables”, agregó la cancillería.

Carney aseguró que “Estados Unidos otorga una gran importancia a nuestra cooperación con Alemania sobre un conjunto de asuntos de seguridad mutua”.

Los cuestionamientos de Berlín tienen lugar en medio de la controversia en que se ve envuelto Estados Unidos con Francia y México a raíz de revelaciones de prensa, con base en documentos secretos filtrados por el estadounidense Edward Snowden, excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) acusado de espionaje por su país y asilado en Rusia.