15 mayo, 2014

Kiev

Estados Unidos amenazó con 'desangrar' la economía rusa, ya de por si debilitada, con nuevas sanciones, si Rusia intenta impedir la celebración de las elecciones presidenciales en Ucrania el 25 de mayo, unos comicios cruciales para el futuro del país.

Los enfrentamientos entre el ejército ucraniano y los separatistas armados se multiplicaban este jueves en el este de Ucrania, un mes después de que las autoridades centrales de Kiev lanzaran una operación antiterrorista con el fin restablecer el orden en las regiones separatistas.

Los insurgentes prorrusos siguen propagando su control en el este de Ucrania, como en Antratsyt, en la región de Lugansk, donde hombres armados tomaron el jueves una alcaldía.

En Londres, un responsable estadounidense evocó la posibilidad de nuevas sanciones y aseguró que la primera serie de sanciones económicas de Washington y Bruselas contra Rusia era usar el bisturí en lugar del martillo.

"Sin embargo, podemos hacer muchas cosas para crear esa hemorragia", añadió el responsable tras un encuentro en Londres entre el Secretario de Estado norteamericano John Kerry y sus homólogos británicos, franceses, alemanes e italianos.

1 k - Residentes locales participan en el referendo en un centro de votación en Mariupol, Ucrania. 2 k Una joven regala cintas con los colores nacionales de Ucrania en un acto de apoyo a la unidad del país. 3 k Miembros de la comisión electoral vacían las cajas con las papeletas para empezar a contar los votos en un centro de Lugansk. | EFE
1 k - Residentes locales participan en el referendo en un centro de votación en Mariupol, Ucrania. 2 k Una joven regala cintas con los colores nacionales de Ucrania en un acto de apoyo a la unidad del país. 3 k Miembros de la comisión electoral vacían las cajas con las papeletas para empezar a contar los votos en un centro de Lugansk. | EFE

Estadounidenses y europeos trabajan para enviar un mensaje a los separatistas prorrusos y a Moscú para decirles que cualquier intento de impedir las elecciones provocará una nueva series de daños para Rusia, incluidas sanciones por sector económico, advirtió este alto responsable, y subrayó las vulnerabilidades de la economía rusa.

Las elecciones presidenciales ucranianas del 25 de mayo, convocadas tras la destitución en febrero del entonces presidente Viktor Yanukovich, está considerada crucial para los occidentales para salir de la crisis.

Hasta el momento Rusia había rechazado estos comicios, pero el presidente ruso Vladimir Putin dijo finalmente que esta elección podría ir "por el buen camino".

A diez días de las presidenciales, las encuestas dan ganador al multimillonario proocidental Petro Poroshenko con un 33% de las intenciones de voto, muy por delante de Yulia Timoshenko, figura emblemática de la Revolución Naranja de 2004 (5,9%) y del prorruso Serguii Tiguipko (4,1%).

Según los sondeos, sólo un tercio del electorado del este de Ucrania irá a votar el 25 de mayo.

Las autoridades ucranianas aseguraron que están dispuestas a escuchar a la gente del este pero que no cederán al chantaje de los insurgentes prorrusos durante una mesa redonda el miércoles en Kiev, que tenía como objetivo encontrar una solución a la crisis pero que se transformó en un diálogo de sordos.

Etiquetado como: