Francia, Hungría, Polonia, República Checa, Estonia, Letonia, Lituania y Eslovaquia también se oponen a la propuesta de la Comisión Europea

 18 mayo, 2015

Bruselas

El ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo, pidió este lunes a la Comisión Europea que revise su propuesta de cuotas de refugiados por país estimando que debe ser "proporcionada, justa y realista".

España está dispuesta a hacer "el esfuerzo solidario que se nos pida. Pero ese esfuerzo solidario tiene que ser proporcionado, justo y realista, y en mi opinión los criterios que maneja la Comisión no lo son", dijo Margallo al llegar a una reunión de ministros en Bruselas.

"Creo que hay que darle otra vuelta (al plan de la Comisión) para fijar cuál es la capacidad real de un Estado", agregó.

La Comisión Europea presentó la semana pasada un plan de acción para luchar contra la inmigración. Este plan prevé un sistema de cuotas por país para garantizar un reparto equitativo de los refugiados.

Las cuotas se definen en función de criterios "tales como el PIB, la población, la tasa de desempleo y la cantidad de solicitudes de asilo y los refugiados ya reinstalados" en un país.

"Estos dos últimos criterios están muy infrarrepresentados", señaló Margallo en referencia a la tasa de desempleo —que en España , gravemente azotada por la crisis económica, supera el 20%— y al "esfuerzo realizado anteriormente" para integrar a los inmigrantes. El ministro pide que se tenga en cuenta el aumento "masivo y muy rápido" de la inmigración en España durante los años de "bonanza económica".

España llegó a tener, señaló el ministro, "un 12% de población total de origen inmigrante".

A esto se suma, según Margallo, el "esfuerzo inmenso" que hace España "para controlar la inmigración desde Marruecos, Mauritania y Senegal, que repercute en toda la UE".

Según el plan de la Comisión, España debería recibir al 9,10% de los inmigrantes a quienes se les otorgó el estatuto de refugiado tras llegar a la UE. También debería recibir el 7,75% (1.549 personas) de las 20.000 plazas que pide a la UE la Agencia de la ONU para los refugiados (Acnur) en virtud de una política de "reasentamiento".

Francia, Hungría, Polonia, República Checa, Estonia, Letonia, Lituania y Eslovaquia rechazan toda política de cuotas .

Etiquetado como: