16 febrero, 2016
Pantalla completa Reproducir
1 de 11

Berlín

Un choque frontal de dos trenes en el sur de Alemania que causó la muerte de 11 personas la semana pasada probablemente fue causado por un "error humano" del despachador de trenes, dijeron los fiscales el martes.

Los investigadores sospechan que el despachador, cuyo trabajo consiste en dirigir el tráfico ferroviario y asegurar la seguridad sobre las vías, envió una señal equivocada a los trenes. Luego de notar su error, intentó advertir a los conductores utilizando una llamada de emergencia pero no logró evitar el accidente, dijeron los fiscales.

Además de las muertes, otras 80 personas resultaron lesionadas cuando dos trenes suburbanos chocaron en una vía de un solo carril cerca de Bad Aibling, a 60 kilómetros (40 millas) al sureste de Múnich.

El jefe de la fiscalía Wolfgang Giese dijo el martes que su oficina abrió una investigación criminal contra el despachador de 39 años por ser sospechoso de homicidio negligente, lesiones corporales e interferencia con tráfico de ferrocarril.

"De haberse comportado de acuerdo con las normas ferroviarias, no se habrían estrellado" , dijo Giese. No proporcionó la identidad del hombre, quien fue interrogado por la policía el lunes en presencia de su abogado.

Se supone que ambos trenes pasarían uno junto al otro en una estación donde la vía lo permitía, pero los investigadores planean reconstruir el accidente para probar su teoría de lo que sucedió.

El fiscal Juergn Branz dijo que no había indicación de que el despachador se encontrara bajo la influencia de alcohol o estupefacientes al momento del accidente.

"Lo que tenemos hasta ahora es un terrible error en esta situación en particular", dijo.

De ser condenado, el despachador podría pasar hasta cinco años en prisión.

Etiquetado como: