10 agosto, 2014

Ankara. AFP. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió ayer en Konya (centro) construir una nueva Turquía si gana las elecciones presidenciales de hoy, como prevén todos los sondeos.

“Si Dios quiere, mañana (hoy) nacerá una nueva Turquía”, declaró Erdogan ante decenas de miles de partidarios suyos reunidos para su último acto electoral.

Erdogan, que se jacta del crecimiento de la economía y de haber terminado con el poder de los militares, le disputará hoy la presidencia a Ekmeleddin Ihsanoglu , un profesor experto en el islam.

“Actualmente, la democracia se enfrenta a otro problema: la acumulación de todos los poderes en una sola mano, por un lado, y la desaparición del principio de separación de poderes”, advirtió el profesor Ihsanoglu.

Recep Tayyip Erdogan terminó su campaña ayer, un día antes de los comicios que deberían confirmar su permanencia en el poder que ya lleva once años. Son las primeras elecciones con sufragio universal directo.

Ante varias decenas de miles de simpatizantes reunidos en su bastión de Konya (centro), el hombre fuerte del país, de 60 años, no parece dudar de su victoria frente a sus dos rivales de la oposición.

Erdogan se enfrenta a un candidato común de los dos principales partidos de oposición, Ekmeleddin Ihsanoglu, profesor de historia de 70 años y exjefe de la Organización de la cooperación islámica (OCI), y a un abogado de 41 años, Selahattin Demirtas, de la minoría kurda del país, seleccionado por el Partido democrático popular (HDP).

La última encuesta publicada esta semana por el instituto privado Konda da a Erdogan el 57% de las intenciones de voto, frente al 34% para Ihsanoglu, que representa al Partido Republicano del Pueblo (CHP, social-demócrata) y al Partido de Acción Nacionalista (MHP, nacionalista de derecha), y 9% para Demirtas.

Etiquetado como: