Junto a Teresa Romero, se encuentran ingresados en el hospital Carlos III de Madrid otros quince pacientes que se encuentran en una "cuarentena clínica" principalmente por haber tenido contacto con la auxiliar de clínica infectada.

 12 octubre, 2014
Teresa Romero, contagiada de ébola, con Excalibur, en foto facilitada por el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma). | EFE
Teresa Romero, contagiada de ébola, con Excalibur, en foto facilitada por el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma). | EFE

La auxiliar de enfermería infectada de ébola en España está "estable" y hay "signos de esperanza" de que pueda reponerse, afirmó este domingo el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del ministerio de Sanidad español, Fernando Simón.

"La carga viral que está teniendo Teresa (Romero) se va controlando y se va reduciendo. Ese es un punto muy importante para pensar que hay altas esperanzas de que la infección esté en proceso de control", dijo Simón en una rueda de prensa.

Sin embargo, Simón advirtió que "una persona con ébola está en una situación siempre crítica por la gravedad de la enfermedad", por lo que "yo sería muy cauto a la hora de decir cuál va a ser el desenlace final".

"A medida que progresa la enfermedad puede haber afectación de otros órganos y la afectación de estos órganos, independientemente del control de la infección, puede hacer que la progresión pueda ser al contrario de lo que nos gustaría", recordó Simón, que es también uno de los miembros del Comité Especial sobre el seguimiento del virus del ébola, creado por el gobierno español.

Junto a Teresa Romero, se encuentran ingresados en el hospital Carlos III de Madrid otros quince pacientes que se encuentran en una "cuarentena clínica" principalmente por haber tenido contacto con la auxiliar de clínica infectada.

Ninguno de ellos presenta síntomas hasta ahora, según el último parte médico, hecho público en la tarde del sábado.

El Comité Especial, que se reunió este domingo, está "previendo todos los posibles escenarios y con ello todos los planes que fuera necesario desarrollar por extraños que puedan parecer", explicó este responsable del ministerio de Sanidad.

Más de 4.000 personas han muerto de Ébola en siete países desde que comenzó la propagación de esta fiebre hemorrágica a principios de año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuyo foco se encuentra en Guinea, Liberia y Sierra Leona.