4 enero, 2015

Londres. AFP. La enfermera británica que contrajo el virus del Ébola en Sierra Leona y que fue internada en su país, se encuentra en estado crítico, informó ayer su hospital.

“El Hospital Royal Free London lamenta anunciar que la condición de Pauline Cafferkey ha empeorado gradualmente en los últimos dos días y ahora es crítica”, dijo un comunicado.

El miércoles, los doctores informaron de que la enfermera escocesa, de 39 años, estuvo sentada en la cama, leyendo y hablando con el personal sanitario, desde la tienda de aislamiento en la que permanece.

Cafferkey, quien trabajaba en Sierra Leona para la organización Save the Children , había aceptado recibir plasma sanguíneo de un superviviente de la fiebre hemorrágica, además de un tratamiento experimental.

Este es el Hospital Royal Free London, en el norte de la capital británica, donde está internada la enfermera Pauline Cafferkey. | AFP
Este es el Hospital Royal Free London, en el norte de la capital británica, donde está internada la enfermera Pauline Cafferkey. | AFP

Sin embargo, el personal médico no pudo conseguir el compuesto ZMapp, un droga experimental con la que el enfermero británico William Pooley logró superar la enfermedad. Este producto se encuentra agotado.

En este sentido, el doctor Michael Jacobs, experto en padecimientos infecciosos que ejerce como consultor en el Hospital Royal Free London, había advertido de que el “ébola tiene una evolución muy variable y que los próximos días van a ser críticos”.

Cafferkey, quien trabaja para el Servicio Nacional de Salud en Escocia, viajó a Sierra Leona como voluntaria para desempeñarse como enfermera en un centro británico en Kerry Town, donde contrajo la enfermedad.

La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, expresó su solidaridad con Cafferkey y con su familia.

“Me gustaría agradecerle a todos los profesionales sanitarios que participan en el tratamiento de Pauline, que siguen mostrando una tremenda dedicación y pericia”, dijo Sturgeon.

Cafferkey es la segunda persona que recibe tratamiento contra el ébola en Gran Bretaña, después de Pooley.

A la enfermera le diagnosticaron el mal en Glasgow el 29 de diciembre luego de haber viajado desde Sierra Leona.

Las autoridades informaron de que identificaron a todos los pasajeros que viajaron en los mismos aviones de la profesional y que se encuentran en Gran Bretaña.

Luego que dio positivo en las pruebas, fue trasladada al Royal Free, único centro de Gran Bretaña que cuenta con una unidad de aislamiento para pacientes con ébola.

Según el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS) , ha provocado cerca de 7.890 muertos, de un total de 20.206 casos registrados. La mayoría de las muertes han afectado a los tres países de África occidental más golpeados por la enfermedad: Sierra Leona, Liberia y Guinea.