8 septiembre, 2015
Pantalla completa Reproducir
1 de 8

Estrasburgo

La Comisión Europea propondrá, a los 28 miembros de la UE, recibir a 120.000 solicitantes de asilo que se encuentran repartidos entre Italia, Grecia y Hungría, un programa de urgencia previo al establecimiento de cuotas permanentes por país.

La propuesta, que será presentada el miércoles por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ante el Parlamento Europeo, se suma a un anterior pedido de la Comisión de repartir entre los Estados miembros 40.000 solicitantes de asilo.

Alemania, Francia y España serán los tres países más solicitados. La Comisión les pedirá que reciban a 31.443, 24.031 y 14.931 respectivamente.

infografia
Los siguientes en la lista serían Polonia, Holanda, Rumania, Bélgica y Suecia, según las revelaciones de prensa, sobre la base de un método de cálculo que incluye criterios demográficos y económicos por país.

La Comisión analiza asimismo pedir compensaciones financieras a aquellos países que rechacen recibir refugiados, según una fuente europea.

Gran Bretaña, Irlanda y Dinamarca, que pueden, por tratado, sustraerse a este pedido, no están incluidos en el reparto.

Esto no les impedirá sin embargo recibir refugiados. El primer ministro británico, David Cameron, anunció el lunes que su país estaba dispuesto a recibir en los próximos cinco años a 20.000 personas ya instaladas en los campamentos de refugiados de la ONU.

La propuesta europea de "reubicar" —es decir el traslado de un Estado miembro a otro— a 120.000 solicitantes de asilo se suma al anterior pedido de la Comisión que reclamó, tras un naufragio en abril en el Mediterráneo de un buque con 800 migrantes a bordo, un mecanismo de reparto obligatorio para recibir a 40.000 solicitantes de asilo.

Este proyecto sigue vigente, pero los Estados lo modificaron hacia un mecanismo voluntario y ofrecieron 32.256 plazas, sin alcanzar el cupo pedido por la Comisión. La próxima semana deben ratificar la medida y el reparto podría comenzar en octubre, según una fuente parlamentaria.

Cada Estado miembro recibirá 6.000 euros por persona de parte de la Comisión, según el proyecto. Los que obtengan el estatuto de refugiado deberán quedarse en el país que se lo otorgó.

La Comisión quiere instaurar un mecanismo de reparto "obligatorio y permanente" que se active automáticamente en caso de crisis. Pero enfrenta desde hace meses la hostilidad de varios países de la UE.

Sin embargo, la llegada masiva de solicitantes de asilo de las últimas semanas, así como la foto del niño sirio muerto en una playa turca, hicieron cambiar las posiciones.

Francia, que al principio se mostró hostil a las "cuotas" permanentes, apoya ahora con Alemania un "mecanismo permanente y obligatorio de acogida de refugiados para repartir el esfuerzo entre todos los países europeos".

En contrapartida, París pide mejorar la identificación de los migrantes que llegan a las fronteras exteriores de la UE para distinguir claramente a los refugiados, que necesitan protección, de los migrantes económicos.

Etiquetado como: