2 mayo, 2016
Simpatizantes del candidato presidencial por el Partido de la Libertad (FPOe), Norbert Hofer, participaron el domingo en la celebración del Día del Trabajador en la ciudad de Linz.
Simpatizantes del candidato presidencial por el Partido de la Libertad (FPOe), Norbert Hofer, participaron el domingo en la celebración del Día del Trabajador en la ciudad de Linz.

Viena

El número de delitos vinculados a la extrema derecha, como la incitación al odio, ataques xenófobos y antisemitas, se disparó en Austria el año anterior, marcado por la llegada de de miles de migrantes.

Un total de 1.156 delitos xenófobos, racistas, islamófobos y antisemitas se registraron en l 2015 (hubo 750 en el 2014), reveló un informe presentado el lunes por el Ministerio del Interior.

A la vez, se redujo el número de delitos atribuidos a la extrema izquierda, de 371 a 186.

"En el campo de la extrema derecha radical, es llamativo un aumento de los delitos (...), debido también al debate público del tema de los refugiados", destaca el Informe para la Protección a la Constitución 2015.

La amplia mayoría de las 1.691 denuncias al respecto se refirieron a violaciones de la ley constitucional de 1947 que prohíbe, entre otros, las actividades de ideología nazi y negar o minimizar los crímenes de guerra del régimen de Adolfo Hitler.

También se incrementaron, en un 16,7%, las expresiones nazis en Internet.

La temática de los refugiados y la política de asilo "ha llevado a un claro desencadenamiento de agresiones y resentimientos xenófobos", puntualizó el informe.

Recordó, en este contexto, las crecientes tendencias de grupos ultraderechistas que, sobre todo en Internet, buscan desarrollar y difundir una "cultura popular" con un discurso demagógico que genera miedos xenófobos.

No obstante, los autores del informe destacaron que la mayor amenaza para la seguridad interna del país es actualmente el fundamentalismo y el terrorismo islamistas.

A fines del año pasado había 259 personas provenientes de Austria que estaban luchando para el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak.

A 41 personas se les impidió partir con el mismo fin, 79 regresaron a Austria de la lucha yihadista y 43 han muerto en la región en crisis, según los datos del documento.

La popularización de las ideas de extrema derecha quedó ya reflejada en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Austria el 22 de abril, en la que triunfó cómodamente el candidato del Partido de la Libertad (FPÖ, ultranacionalista), Norbert Hofer.

En la segunda y definitiva ronda, el 22 de mayo, Hofer se enfrentará al candidato Alexander Van der Bellen, antiguo líder de Los Verdes y de centroizquierda.

Etiquetado como: