27 junio, 2014

Ypres, Bélgica. AFP. El primer ministro británico, David Cameron, se acerca a una derrota en la lucha por la presidencia de la Comisión Europea en una cumbre con sus homólogos, un revés que marcará el futuro del bloque, aunque la canciller alemana, Ángela Merkel, le dio su apoyo proponiendo un “compromiso” sobre políticas europeas.

La campaña del jefe de Gobierno británico para bloquear el nombramiento del ex primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea está a punto de fracasar.

Cameron había logrado el apoyo de sus homólogos sueco, Fredrik Reinfeldt, y holandés, Mark Rutte, pero ambos cedieron el miércoles y anunciaron su apoyo a Juncker.

Cameron en el acto del centenario de la I Guerra Mundial en Bélgica. | AP
Cameron en el acto del centenario de la I Guerra Mundial en Bélgica. | AP

El único aliado que le queda a Cameron es el cuestionado primer ministro húngaro, Víktor Orban.

La canciller alemana tuvo un rol crucial cuando aseguró que estaba dispuesta a llegar a una votación, como lo reclamaba Cameron , para dirimir la cuestión entre los 28 miembros de la UE, voto en el que Juncker se perfila como el elegido.

“Habrá un voto mañana (hoy) y veremos su resultado. Pero es vital que la gente sepa que hago lo que digo”, dijo Cameron a la BBC .

El primer ministro británico advirtió a sus homólogos en una cena de trabajo en al ciudad de Ypres, Bélgica, que la discusión para hoy será “ruda”.