13 noviembre, 2015

Londres

El primer ministro británico, David Cameron, dijo este viernes que aún no hay certeza de que el terrorista Mohamed Emwazi, conocido como “Yihadista John”, haya muerto en la operación militar de las fuerzas de Estados Unidos en Siria.

En una declaración frente a su residencia de Downing Street, Cameron afirmó que esta actuación, que calificó como un acto de "defensa propia", fue resultado de un esfuerzo combinado entre el Reino Unido y Estados Unidos para localizar al terrorista del Estado Islámico (EI).

El jefe del Gobierno aseguró que Emwazi, considerado responsable de la muerte de varios rehenes occidentales, perpetró asesinatos brutales, muchos de ellos de víctimas musulmanas.

En su declaración, Cameron resaltó que el yihadista suponía una amenaza para todo el mundo y recordó que había prometido que el Gobierno trabajaría para dar con su paradero.

El “mandatario agradeció al Gobierno de Estados Unidos la operación en la que "Yihadista John" pudo haber muerto cuando fue atacado el vehículo en que se encontraban él y otra persona, por las fuerzas estadounidenses en Raqqa, en el norte de Siria.

“El Reino Unido no podría tener en Estados Unidos un mejor amigo y aliado”, subrayó Cameron.

Al mismo tiempo, el político conservador, que expresó su solidaridad con los familiares de las víctimas, agradeció a los servicios de inteligencia que ayudaron a localizar al yihadista.

Según fuentes militares citadas por la cadena BBC, hay un alto grado de certeza de que el "Yihadista John" haya muerto en Raqqa.