Poroshenko viajará a Estados Unidos para pedir ‘estatus especial’ en agenda

 15 septiembre, 2014

Kiev. AFP. La tregua en Ucrania volvió a ser violada este domingo en torno al aeropuerto de Donetsk, bastión de los rebeldes prorrusos, en un contexto de crecientes tensiones y acusaciones recíprocas entre Kiev y Moscú.

Reporteros de la AFP vieron espesas columnas de humo sobre Donetsk, y se oyeron grandes explosiones, así como disparos de armas automáticas.

El Gobierno de Kiev acusa a los rebeldes de poner en peligro la tregua con una nueva ofensiva contra posiciones del Ejército en esta región, castigada por cinco meses de un conflicto que ha dejado cerca de 2.700 víctimas.

Los combates del domingo se concentraron alrededor del aeropuerto de Donetsk, en manos del Ejército, donde el viernes los militares ucranianos aseguraron haber frenado una ofensiva rebelde.

“Las acciones terroristas están amenazando la ejecución del plan de paz del presidente Petro Poroshenko”, indicó un portavoz del consejo nacional de seguridad y defensa, Volodymyr Polyovy.

Por su parte, los rebeldes separatistas acusaron al Ejército ucraniano de dispararles.

“De nuestro lado nadie está disparando, pero ellos están rompiendo las reglas; todo el mundo lo sabe”, afirmó un comandante rebelde en un puesto de control cerca del pueblo de Olenivka, al sur de la región de Donetsk.

El alto el fuego declarado el 5 de setiembre rebajó la tensión en este conflicto (el más grave entre Rusia y los países occidentales desde el final de la Guerra Fría) y permitió el intercambio de prisioneros.

A pesar de ello, el primer ministro ucraniano, Arseniy Yatsenyuk, acusó de nuevo el sábado al presidente ruso, Vladimir Putin, de querer eliminar Ucrania como un país independiente.

Tensión mundial. La crisis desató además una guerra económica entre Rusia y los países occidentales.

El presidente Poroshenko viaja esta semana a Washington donde se reunirá con Barack Obama para conseguir una ‘estatus especial’ en su relación con Estados Unidos para alejarse de la órbita de Moscú.

Por el momento, el presidente estadounidense ha rechazado una implicación militar directa, pero anunció una serie de sanciones económicas que, junto a las que también ha declarado la Unión Europea (UE) , impiden el acceso de Rusia al capital occidental y afectan a la industria petrolera.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, acusó el sábado a Estados Unidos de intentar usar el conflicto para romper los lazos económicos entre la UE y Rusia y forzar a Europa a comprar gas estadounidense a precios más altos.

La UE, muy dependiente del gas ruso, decidió el viernes aplazar hasta el 2015 la entrada en vigor de un acuerdo comercial con Ucrania que los dos parlamentos ratificarán mañana, un gesto interpretado como una concesión a Moscú.

Etiquetado como: