Alemania, Francia y España serían los tres países más solicitados para que ofrezcan plazas

 9 septiembre, 2015
igrantes procedentes celebran pisar suelo húngaro tras atravesar la valla fronteriza procedentes de Serbia, en Roszke, población situada a unos 180 km al sureste de Budapest (Hungría), hoy, 9 de septiembre de 2015.
igrantes procedentes celebran pisar suelo húngaro tras atravesar la valla fronteriza procedentes de Serbia, en Roszke, población situada a unos 180 km al sureste de Budapest (Hungría), hoy, 9 de septiembre de 2015.

Bruselas

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidió este miércoles a los países miembro de la Unión Europea que la semana próxima accedan a acoger a 120.000 inmigrantes, y advirtió que Grecia, Italia y Hungría no pueden hacer frente por sí solas a la crisis migratoria.

"Estamos luchando contra Estado Islámico, ¿por qué no estamos listos para aceptar a aquellos que huyen de Estado Islámico?", preguntó Junker.

En un apasionado discurso en el Parlamento europeo en Estrasburgo, Francia, Juncker presentó una serie de nuevas propuestas para enfrentar la mayor crisis de migrantes desde la Segunda Guerra Mundial.

"La crisis de refugiados no va a desaparecer. Ya es hora de actuar", dijo Juncker a los legisladores comunitarios, destacando que más de 500.000 migrantes entraron en Europa en lo que va de año, muchos de ellos huyendo de los conflictos que arrasan Siria y Libia.

Juncker presentó un nuevo plan para que 120.000 refugiados procedentes de Grecia, Italia y Hungría se repartan entre los 22 países miembros. Este sería independiente de la propuesta realizada en mayo para reubicar a 40.000 que llegaron a Grecia e Italia.

Alemania, Francia y España serían los tres países más solicitados para que ofrezcan plazas a unos 120.000 solicitantes de asilo que se encuentran en Italia (15.600), Grecia (50.400) o Hungría (54.000), como lo pide la Comisión Europea.

En total, 22 países europeos acogerían a los 120.000 ciudadanos, como una solución a la crisis migratoria.

El reparto por país se hace ponderando la población del país, el PIB total, la tasa desempleo y la cantidad de solicitudes de asilo de los últimos cuatro años, según el documento publicado por la Comisión Europea este miércoles.

Gran Bretaña, Irlanda y Dinamarca no figuran la esta lista de países debido a una opción que les permite no participar en esta política comunitaria.

El reparto propuesto por la Comisión es el siguiente:

Alemania 31.443

Austria 3.640

Bélgica 4.564

Bulgaria 1.600

Chipre 274

Croacia 1.064

Eslovaquia 1.502

Eslovenia 631

España 14.931

Estonia 373

Finlandia 2.398

Francia 24.031

Letonia 526

Lituania 780

Luxemburgo 440

Malta 133

Holanda 7.214

Polonia 9.287

Portugal 3.074

República Checa 2.978

Rumania 4.646

Suecia 4.469

TOTAL 120.000