Alemania, Francia, Italia y España serían los países que más demandantes de asilo deberían aceptar

 13 mayo, 2015
El flujo de inmigrantes a Italia, desde África y Oriente Medio, sigue siendo constante. El martes, decenas de ellos arribaron a los puertos de Catania y Salerno. Hubo quienes no sobrevivieron a las aguas del Mediterráneo.
El flujo de inmigrantes a Italia, desde África y Oriente Medio, sigue siendo constante. El martes, decenas de ellos arribaron a los puertos de Catania y Salerno. Hubo quienes no sobrevivieron a las aguas del Mediterráneo.

Bruselas

La Comisión Europea (CE) propuso activar un sistema temporal de cuotas para distribuir entre los Estados comunitarios a los demandantes de asilo que ya están en la Unión Europea, así como un mecanismo para absorber a 20.000 refugiados (de terceros países) dentro de su nueva estrategia sobre inmigración.

Ambas medidas, que la CE detallará a finales de mes, estarán regidas por un criterio de distribución que tendrá en cuenta factores como la situación económica (el PIB y la tasa de desempleo) , la población y los esfuerzos realizados previamente por los Estados miembros.

Conforme a este criterio, Alemania, Francia, Italia y España serían los países que más demandantes de asilo deberían aceptar.

La alta representante de la UE, Federica Mogherini, dijo que esta nueva estrategia de inmigración muestra que "la respuesta es finalmente europea" y no un problema de solo algunos Estados miembros, al tiempo que destacó la importancia de cooperar con los países de origen de las personas que buscan asilo.

De las 626.065 solicitudes de asilo que recibió la UE en 2014, solo en 184.665 casos se acabó ofreciendo algún tipo de protección y esa ayuda vino sobre todo de cinco países: Alemania (aceptó proteger a 47.555 personas) Suecia (33.025) , Francia (20.640) , Italia (20.630) y Reino Unido (14.065) , de acuerdo con datos de Eurostat.

El nuevo reparto de demandantes que propone la CE no cambia en lo esencial este equilibrio, ya que seguirían siendo los grandes países los que más peso soportan, pero sí obligaría a los demás socios europeos a sumarse al esfuerzo.

Sin embargo, Reino Unido, Irlanda y Dinamarca podrán quedar fuera de la aplicación de esta medida porque gozan de derechos de no participación en materia de Justicia e Interior, reconocidos por el Tratado de funcionamiento de la UE.

"Son estos tres países los que tienen que decidir si quieren participar", afirmó Timmermans, quien añadió que no hay más opción que respetar lo que estipulan las normas comunitarias y confiar en que haya solidaridad entre los socios de la Unión.

Reino Unido ya ha dejado claro que no participará en un sistema obligatorio de reasentamiento y se ha mostrado partidario de devolver a los inmigrantes a sus países de origen lo antes posible.

Mogherini aseguró que no se devolverá a las personas que se rescate en el Mediterráneo antes de comprobar si tienen derecho a recibir asilo, mientras que Timmermans matizó que la UE sí es partidaria de que el retorno al país de origen se produzca lo antes posible si no se cuenta con ese derecho.

La CE aclara que el mecanismo de cuotas es una medida de emergencia ya prevista en las normas comunitarias para casos en los que se detecta llegadas masivas de personas a las costas europeas, pero adelanta que a finales de año realizará una propuesta para crear un sistema permanente de distribución.

La otra medida a corto plazo que incluye la CE en su plan, y que ya había sido anunciada por los líderes de la UE el pasado 23 de abril, es triplicar las capacidades y los activos de las operaciones de vigilancia de fronteras de Frontex (Tritón y Poseidón) en 2015 y 2016.

Asimismo, se otorgarán 60 millones de euros de fondos de emergencia a los países de la UE más presionados por los flujos migratorios y se movilizarán 30 millones para programas de desarrollo y protección regional.

Etiquetado como: