Los socialdemócratas cuestionaron por primera vez a la canciller

 5 mayo, 2015
Sería la crisis más grave y peligrosa en 10 años de ejercicio del poder para Merkel
Sería la crisis más grave y peligrosa en 10 años de ejercicio del poder para Merkel

Berlín

Las revelaciones de espionaje practicado por los servicios de inteligencia alemanes por cuenta de Estados Unidos llevaron el martes a los socialdemócratas, socios de la coalición en el poder, a cuestionar por primera vez a la canciller conservadora Angela Merkel.

Merkel defendió este lunes la cooperación de los servicios secretos alemanes (BND) con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, pese a las revelaciones sobre un supuesto espionaje de Francia, la Unión Europea (UE) y empresas europeas.

El ministro de Economía, Sigmar Gabriel, del Partido Socialdemócrata (SPD), que no había hecho declaraciones al respecto hasta ese momento, indicó, también el lunes, que había interrogado en dos oportunidades a Merkel.

Según Gabriel, Merkel le dijo que el BND no había llevado a cabo ningún tipo de espionaje económico para los servicios secretos estadounidenses.

"No me cabe la menor duda de que la canciller contestó correctamente a mis preguntas", dijo Gabriel, pero agregó: "De no ser así, si el BND hubiera participado de verdad en el espionaje económico (...), esto hipotecaría gravemente la confianza que la economía alemana tiene en la dirección del Estado".

La prensa alemana consideró que estas declaraciones estaban dirigidas contra Merkel.

"El vicecanciller Gabriel se distancia de la canciller Merkel ", tituló en su edición en internet Der Spiegel.

Para el politólogo de la Universidad de Düsseldorf Jens Walther, se trata "con seguridad de la mayor crisis" de la coalición que gobierna Alemania y "también probablemente, para Merkel , de la crisis más grave y peligrosa en 10 años de ejercicio del poder".

Su colega de la Universidad libre de Berlín, Carsten Koshmieder, recalcó que "en estos últimos años, el SPD ha puesto en aplicación todas las medidas que deseaba", como la instauración de un sueldo mínimo.

"No obstante, en los sondeos, sigue estando por debajo" de Merkel , apuntó.

El SPD, "procura distanciarse y tal vez también debilitar un poco a la canciller", agregó.

El lunes, Merkel aseguró que los servicios de inteligencia alemanes estaban "bajo control" y aseguró que darían cuenta de sus actividades con la agencia estadounidense, si lo solicitaba la comisión de investigación parlamentaria.

Etiquetado como: