2 marzo

París

El candidato de centro a las elecciones presidenciales de Francia Emmanuel Macron completó el jueves la presentación de su esperado programa, que denominó "un contrato con los franceses" y el cual contempla, entre otras propuestas, una reforma al sistema de pensiones sin aumentar la edad de retiro.

Los últimos sondeos colocan a Macron, de 39 años, exministro de Economía del presidente socialista François Fillon reposicionado en el centro, como el favorito para enfrentar y vencer en una segunda vuelta, el 7 de mayo, a la candidata de extrema derecha Marine Le Pen.

Macron, acusado de ser demasiado vago en sus propuestas, detalló el jueves las medidas sociales y políticas que mezclan propuestas capaces de convencer a los electores de todas las tendencias, como lo había hecho con su programa económico en el que mezcló rigor e inversiones.

"Reconciliamos con este proyecto la libertad y la protección", afirmó al presentar su "contrato con los franceses" ante más de 300 periodistas.

"Francia es un país irreformable. Pero no proponemos reformarlo. Proponemos una transformación completa", dijo.

Macron promete reformar el sistema de pensiones, para establecer reglas idénticas para los empleados públicos y privados. Pero su proyecto no modifica la edad mínima legal para la jubilación. Propone también una "discriminación positiva" para que a los habitantes de los suburbios pobres puedan acceder a un empleo.

En relación con los pedidos de su nuevo aliado del centro, François Bayrou, el programa de Macron prevé la redacción de una "gran ley de moralización de la vida pública", que prohibiría a los parlamentarios emplear allegados "para poner fin al nepotismo".

Un golpe directo contra François Fillon, de 62 años, quien comenzó en noviembre su campaña como el gran favorito para las próximas elecciones y ahora se encuentra en tercer lugar, envuelto en sospechas por los empleos presuntamente ficticios de su esposa y dos de sus hijos, empleados como asistentes parlamentarios.

El candidato conservador anunció el miércoles que sería convocado el 15 de marzo por la fiscalía financiera "para ser inculpado".

"No cederé, no me rendiré, no me retiraré, iré hasta al final", dijo Fillon el miércoles. Este jueves reanudó su campaña con un viaje a la región de Gard (sur), sensible al discurso de la extrema derecha y que en las elecciones regionales del 2015 votó en un 42,62% por el Frente Nacional.