13 mayo, 2014

Roma. EFE. La Marina de Italia confirmó ayer la muerte de 14 personas tras el naufragio de la embarcación en la que viajaban junto a otros inmigrantes, frente a las costas de Libia, a unos 160 km al sur de la isla italiana de Lampedusa.

La búsqueda de supervivientes no había terminado aún y el número de víctimas mortales no era todavía definitivo, puntualizó una fuente de la Marina.

En la barcaza viajaban alrededor de 400 personas, de las cuales más de 200 ya recibieron asistencia de embarcaciones italianas.

Según la fuente, en el rescate de los náufragos intervinieron algunas naves mercantes que navegaban por la zona, además de la fragata Grecale y el patrullero Siro de la Marina y otras naves de las autoridades portuarias y de la Policía fiscal y de Hacienda de Italia. También participaron naves de Libia.

Las autoridades italianas fueron alertadas por el personal de las plataformas petrolíferas asentadas en la zona.

Un soldado libio conversa con mujeres rescatadas. | AFP
Un soldado libio conversa con mujeres rescatadas. | AFP

Este naufragio se produce después de que ayer se encontrasen los cadáveres de al menos 40 inmigrantes frente a las costas de la localidad de Al-Garbuli, situada a 50 kilómetros al este de Trípoli.

Las operaciones de salvamento de hoy se enmarcan en la operación Mare Nostrum, puesta en marcha el 14 de octubre y que consiste en un dispositivo militar y humanitario que prevé el refuerzo de los servicios de socorro en altamar para incrementar el nivel de seguridad en el Mediterráneo.

El protocolo de intervención se montó a raíz de la tragedia de Lampedusa, el 3 de octubre, en la que perdieron la vida 339 inmigrantes.

Actualmente, y ante el flujo de inmigrantes en la zona, este protocolo es objeto de críticas en Italia por su elevado coste.