Putin dice que medidas respecto a Ucrania son proporcionales al auge ultranacionalista y la amenaza para la vida de la población rusófona en ese país

 2 marzo, 2014

El presidente ruso Vladimir Putin aceptó la formación de un grupo de contacto para iniciar un diálogo político sobre la crisis en Ucrania, que le fue propuesto por la canciller Angela Merkel, indicó este domingo el gobierno alemán.

Putin aceptó la propuesta de la canciller de establecer inmediatamente una misión de investigación así como un grupo de contacto, eventualmente bajo la dirección de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), para iniciar un diálogo político sobre Ucrania, indicó el gobierno alemán en un comunicado.

El presidente ruso, aseguró a la canciller alemana, Angela Merkel, que sus últimas medidas respecto a Ucrania son absolutamente proporcionales a la situación extraordinaria creada en ese país debido al auge ultranacionalista y la amenaza para la vida de la población rusófona.

Soldados de la Infantería de Marina rusa resguardan el buque ruso 'Orsk ', anclado en el puerto de Sebastopol, Crimea, Ucrania.
Soldados de la Infantería de Marina rusa resguardan el buque ruso 'Orsk ', anclado en el puerto de Sebastopol, Crimea, Ucrania.

En una conversación telefónica con Merkel, Putin insistió en su tesis de que en Ucrania hay un persistente peligro de acciones violentas por parte de fuerzas ultranacionalistas que amenazan a la vida y los intereses legítimos de los ciudadanos rusos y de toda la población rusoparlante.

Los dos mandatarios acordaron continuar las consultas bilaterales, tanto a nivel personal como por canales diplomáticos y en formato multilateral para contribuir a la normalización de la situación en Ucrania.

No obstante la afirmación de Putin, el propio Consejo de Derechos Humanos adjunto al Kremlin aseguró este domingo que la posible invasión de Crimea por tropas rusas no resulta proporcional a la magnitud de las violaciones de los derechos de los habitantes rusófonos y los ciudadanos de Rusia en la península, que alberga una base naval rusa.

"El empleo de fuerza militar en el exterior, que implica una violación de la soberanía de un Estado vecino y que contradice los compromisos internacionales de Rusia, en nuestra opinión no resulta en absoluto proporcional a la magnitud de las violaciones de derechos registradas", indicó ese consejo presidencial en su página web.

Los integrantes de este organismo subrayaron que la información difundida sobre ataques, desórdenes y asesinatos en territorio de Crimea es incierta y exagerada y consideraron necesario excluir por completo el empleo de fuerzas armadas para el arreglo de la crisis política interna en Ucrania.

Por su parte, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) exhortó este domingo a Moscú y Kiev a que busquen una solución pacífica de la crisis, y llamó a enviar observadores internacionales a Ucrania, anunció su secretario general, Anders Fogh Rasmussen, al término de una reunión en Bruselas.

Rasmussen indicó que la Alianza Atlántica busca dialogar con Rusia a través de su instrumento de cooperación, el Consejo OTAN-Rusia.

Respuesta de Estados Unidos. El secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, viajará a la capital de Ucrania el martes, para expresar el apoyo estadounidense a las autoridades ucranianas ante la intervención militar rusa en Crimea, según anunció hoy domingo el Departamento de Estado.