El ministro de Economía, Arnaud Montebourg , detonó crisis en el gabinete

 26 agosto, 2014

París. AFP. Las duras críticas del ministro francés de Economía a la política de austeridad del Ejecutivo y a la canciller alemana, Ángela Merkel, provocaron ayer la caída del gobierno del primer ministro Manuel Valls, a quien el presidente François Hollande pidió que forme un nuevo gabinete “coherente”.

Tras un fin de semana marcado por las críticas de Arnaud Montebourg , llegó la sanción: el jefe del Gobierno, Manuel Valls, presentó al presidente socialista francés, François Hollande, la dimisión en bloque de su ejecutivo durante una reunión de una hora el lunes.

Valls tiene ahora la tarea de formar, de aquí a hoy, un “equipo coherente con las orientaciones” definidas por Hollande , señaló un comunicado de la Presidencia.

Se trata de la primera crisis gubernamental desde que Valls fue designado , a fines de marzo, para dirigir el Gobierno francés, en sustitución de Jean-Marc Ayrault, tras la derrota de la izquierda en las elecciones municipales.

Arnaud Montebourg había sido llamado al orden el domingo por el entorno de Valls, que consideró inaceptables las virulentas críticas contra la política económica del Gobierno y la austeridad impuesta por Alemania.

“Se considera que ha traspasado una línea amarilla en la medida en que un ministro de Economía no se puede manifestar en tales condiciones sobre la línea económica del Gobierno y sobre un socio europeo como Alemania”, declaró un colaborador de Valls.

Pero todo parecía apuntar a una simple llamada de atención, y nadie se esperaba una remodelación del Ejecutivo.

El ministro francés de Economía, Arnaud Montebourg, se ecaminaba ayer a ofrecer una rueda de prensa en París. En su comparecencia reiteró sus desacuerdos con las políticas austeridad del Gobierno. | EFE
El ministro francés de Economía, Arnaud Montebourg, se ecaminaba ayer a ofrecer una rueda de prensa en París. En su comparecencia reiteró sus desacuerdos con las políticas austeridad del Gobierno. | EFE

El propio Montebourg, de 51 años, en una declaración el lunes, confirmó que dejará el cargo de ministro de Economía para “recuperar la libertad”. Insistió en sus declaraciones anteriores y reiteró que las políticas de austeridad y reducción de los déficits son un “absurdo financiero”, ya que “lastran el crecimiento”.

“Alemania ha caído en la trampa de la política de austeridad que ha impuesto a toda Europa”, declaró. “Francia no tiene vocación de alinearse con los axiomas ideológicos de la derecha alemana”, manifestó Montebourg, socialista como Valls y como Hollande.