Este ritual se celebra desde hace más de 100 años

 6 enero, 2015

Kalofer

Cristianos ortodoxos celebraron la Epifanía de este 6 de enero zambulléndose en aguas heladas en Bulgaria, Turquía y Grecia para recuperar crucifijos de madera lanzados por sacerdotes.

En la localidad de Kalofer, en el centro de Bulgaria , unos 250 hombres rompieron la capa de hielo que cubría el río Tundzha y se lanzaron a sus gélidas aguas, donde permanecieron más de media hora.

Este ritual se celebra desde hace más de 100 años, explicó el alcalde de la localidad, Rumen Stoyanov, que encabezó el festejo.

Según la tradición local, solo los hombres pueden participar en estas gélidas zambullidas, aunque no existe restricción de edad.

En Estambul, un puñado de cristianos ortodoxos se zambulleron en las también heladas aguas del Bósforo para celebrar la Epifanía, que marca para ellos el bautismo de Cristo.

También lo hicieron buzos profesionales para asistir a estas personas en caso de un posible accidente.

En Grecia, escenas similares tuvieron lugar cerca de Atenas y Salónica.

En Praga, los participantes, varios de ellos con coronas de papel, no fueron a buscar un crucifijo, pero se dieron el tradicional baño helado de la Epifanía en las aguas del río Moldava.

Etiquetado como: