9 junio

Londres

Los autores del atentado de Londres del sábado pasado habían preparado cócteles Molotov e intentaron en un primer momento alquilar un camión, en vano, antes de optar por la camioneta que utilizaron para atropellar peatones, dijo el sábado la policía británica.

En un comunicado, la policía metropolitana indicó que los investigadores hallaron en la camioneta blanca que alquilaron los atacantes "13 botellas de vino con trapos envueltos, que contenían probablemente un líquido inflamable", así como dos sopletes.

Los tres atacantes atropellaron el sábado pasado a peatones en el London Bridge y luego apuñalaron a clientes y trabajadores de bares y restaurantes de Borough Market.

Una foto sin fecha publicada de la Policía Metropolitana de Londres, muestra los artículos que los terroristas cargaban en la camioneta empleada.
Una foto sin fecha publicada de la Policía Metropolitana de Londres, muestra los artículos que los terroristas cargaban en la camioneta empleada.

Ocho personas murieron antes de que los atacantes –Khuram Shazad Butt, Rachid Redouane and Youssef Zaghba– fueran ultimados por la policía. Un total de 48 personas resultaron heridas.

La policía dijo que Butt intentó alquilar un camión de 7,5 toneladas horas antes del ataque, pero el pago falló.

"Debido a que el método de pago falló no pudo alquilar el camión", dijo a periodistas el jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Dean Haydon.

"Mi opinión de momento es que recurrieron a un plan B y terminaron alquilando la camioneta", dijo Haydon.

De haber podido alquilar el camión, las consecuencias "hubiesen sido mucho peor", añadió.

La policía publicó asimismo las imágenes de los cuchillos de cerámica de 13 cm utilizados por los atacantes, de color rosa y marca Ernesto, con el objetivo de obtener informaciones del público.

"Necesitamos saber más sobre esos cuchillos. ¿De dónde vienen? ¿Dónde los podrían haber comprado los atacantes?", se preguntan los investigadores.

La policía cree además que localizó la vivienda desde donde se organizó el ataque, una de las casas allanadas en el barrio de Barking, en el este de Londres.

Encontraron allí un ejemplar del Corán en inglés "abierto en la página que describe el martirio", así como botellas que olían "a queroseno".

En total la policía allanó 12 viviendas en los barrios de Barking e Ilford y arrestó a 18 personas.

Cinco personas continúan en detención, 13 fueron liberadas sin cargos.

Etiquetado como: