18 agosto

Julia Monaco, una australiana de 26 años que estaba de viaje turístico por Europa desde hace meses, fue testigo de los atentados que se produjeron en Londres, París y este jueves en Barcelona.

"Estaba en Londres cuando hubo el ataque del London Bridge y también estábamos en Notre Dame el día en que tuvo lugar el ataque" en París contra un policía, aseguró Monaco a la BBC Radio.

El jueves, Monaco estaba de compras con unos amigos en un centro comercial próximo a las Ramblas de Barcelona, cuando una furgoneta embistió a decenas de peatones en esta turística arteria de la ciudad, dejando 14 muertos y más de cien heridos.

"Todo iba bien y al minuto siguiente todo fue el caos completo. Todo el mundo se puso a gritar y a correr", añadió.

Acabó en el suelo con sus amigos en el fondo de una tienda sin saber qué pasaba fuera, antes de que la policía la evacuara.

En el atentado del London Bridge, el 3 de junio, esta mujer oriunda de Melbourne, estuvo "bloqueada en el metro", según contó a la radio australiana 3AW.

Durante ese tiempo, atacantes arrollaron a un grupo de peatones sobre el puente antes de apuñalar a varias personas en el barrio Borough Market, dejando ocho muertos y unos 50 heridos.

Tres días más tarde, Monaco estaba en París cuando un argelino de 40 años atacó a un policía con un martillo en la explanada de la catedral de Notre Dame reivindicandose como "soldado del califato".

"No voy a volver a casa, estos criminales no van a pararme", advirtió a 3AW. "Quiero seguir viajando por el mundo, quizás me pase algo malo, pero continuaré", concluyó.

Etiquetado como: