5 enero, 2016
Las nuevas elecciones se realizaría el 6 de marzo
Las nuevas elecciones se realizaría el 6 de marzo

Barcelona

El presidente saliente de Cataluña, el independentista Artur Mas, descartó este martes hacer nuevas concesiones a la izquierda radical separatista para conseguir ser nuevamente escogido y dijo que está preparado para convocar nuevas elecciones en esta región del noreste de España.

"No se puede ceder más", dijo Mas. Y si la izquierda radical CUP, contraria a su elección, no rectifica "estoy preparado, a regañadientes porque no es lo que queríamos ni es lo que quiero, para firmar el lunes el decreto de convocatoria de las elecciones", advirtió.

La figura de Artur Mas, presidente regional desde 2010 y convertido al independentismo dos años después, se convirtió en el principal obstáculo para que los independentistas pudieran formar gobierno tras obtener la mayoría absoluta del parlamento regional en las elecciones del 27 de setiembre.

La coalición Junts pel Sí, formada principalmente por el partido liberal CDC de Mas y la izquierdista ERC, obtuvo 62 diputados y necesitaba dos de la CUP (10 escaños), también independentista pero contraria a Mas por los escándalos de corrupción en su partido y las políticas de austeridad que aplicó durante su gobierno.

Tras tres meses de negociaciones entre la coalición y la izquierda radical, la CUP, con su militancia muy dividida, anunció el domingo que mantenía su veto al líder conservador.

Si la situación no varía, el domingo el primer parlamento con mayoría independentista en Cataluña se disolverá y el lunes se convocarán nuevas elecciones para el 6 de marzo.

"Hasta el domingo hay tiempo para que haya investidura, pero quiero dejar muy clara otra cosa: Junts pel Sí ha hecho tantas ofertas que ya no podemos hacer más", aseguró Mas.

El líder conservador anticipó las elecciones regionales previstas para 2016 al pasado septiembre para obtener una mayoría absoluta por la independencia e iniciar un proceso para declarar en 2017 una república independiente en esta región de 7,5 millones de habitantes.

Con el apoyo de la CUP, incluso aprobaron en noviembre una declaración parlamentaria donde lanzaban este proceso y se declaraban insumisos a las instituciones españolas.

Etiquetado como: