Esta reunión, que se celebra en presencia de dirigentes de la Unión Europea, es la primera entre los dos dirigentes en casi tres meses.

 26 agosto, 2014
Poroshenko pidió ayuda a la comunidad internacional para controlar la frontera con Rusia
Poroshenko pidió ayuda a la comunidad internacional para controlar la frontera con Rusia

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y el ruso, Vladimir Putin, se estrecharon la mano este martes en Minsk poco antes del comienzo de las negociaciones sobre la situación en el este de Ucrania, donde las fuerzas de seguridad combaten a los separatistas prorrusos.

Esta reunión, que se celebra en presencia de dirigentes de la Unión Europea, es la primera entre los dos dirigentes en casi tres meses.

Poroshenko, pidió ayuda a la comunidad internacional para controlar la frontera con Rusia, en la reunión que mantuvo hoy en Minsk con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

"Pedimos a todo el mundo que ayude a Ucrania a crear un sistema de control eficaz de la frontera con Rusia, a fin de impedir la entrada de armas, vehículos militares y mercenarios", dijo Poroshenko, citado por la agencia ucraniana Ukrinform.

El mandatario ucraniano manifestó que de conseguirse ese objetivo "el conflicto será resuelto en muy poco tiempo".

"Ucrania paga un precio demasiado elevado por su independencia y por el derecho de elegir por sí misma una vía civilizada de desarrollo", agregó.

Por su parte, Putin aseguró hoy que el conflicto en el este de Ucrania no se puede resolver por la fuerza, al comienzo de la cumbre de Minsk.

“Estamos convencidos de que (la crisis ucraniana) no se podrá solucionar por la vía de la escalada del uso de la fuerza, sin tener en cuenta los intereses vitales de las regiones surorientales del país y sin un diálogo pacífico con sus representantes”, dijo Putin, citado por las agencias rusas.