Sobre la anexión de Crimea a Rusia consideró la medida ilegal.

 23 agosto, 2014

Kiev

La canciller alemana Angela Merkel pidió este sábado un alto al fuego bilateral en el este de Ucrania y dijo que no descarta tomar nuevas sanciones contra Rusia, durante una visita a Kiev.

Angela Merkel y el presidente ucraniano Petro Poroshenko hablaron este sábado en rueda de prensa.
Angela Merkel y el presidente ucraniano Petro Poroshenko hablaron este sábado en rueda de prensa.

"No podemos descartar reflexionar sobre nuevas sanciones si no hay progresos (en la búsqueda de una salida a la crisis en el este del país)", manifestó la representante del gobierno alemán.

En la zona, las fuerzas ucranianas luchan contra los separatistas prorrusos.

"Entre ambos beligerantes es necesario un alto al fuego bilateral y un control efectivo de la frontera entre Rusia y Ucrania", añadió.

"El significado de mi visita es demostrar que la integridad territorial de Ucrania es crucial", añadió en rueda de prensa con el presidente ucraniano Petro Poroshenko.

Al ser consultada sobre Crimea, la península ucraniana anexionada por Rusia en marzo, Merkel calificó la medida de ilegal y consideró que si Europa reconociera las acciones de Moscú como legítimas, toda la integridad territorial del continente se vería amenazada.

El presidente ucraniano declaró por su parte que no sacrificaría la soberanía de su país a cambio de la paz en el sector este.

Ambos dirigentes anunciaron la próxima creación de un fondo especial de 500 millones de euros destinado a la reconstrucción de infraestructuras en el Donbas, la cuenca minera del este de Ucrania devastada por el conflicto entre los insurgentes prorrusos y las fuerzas gubernamentales.