Acción de agentes norteamericanos tensa las relaciones entre ambos países

 11 julio, 2014

Berlín y Washington. AFP, EFE. El Gobierno alemán anunció ayer la expulsión del jefe de los servicios secretos estadounidenses en Alemania, en el marco de presuntos casos de espionaje en beneficio de Washington, una decisión que resulta inusual entre aliados de la OTAN.

“Pedimos al representante de los servicios secretos estadounidenses en la Embajada de Estados Unidos que abandone Alemania”, dijo el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, en un comunicado.

La expulsión se produce “en respuesta a una falta de cooperación (constatada) desde hace tiempo en los esfuerzos para esclarecer” la actividad de los agentes de los servicios secretos estadounidenses en Alemania, explicó en Berlín el presidente de la comisión parlamentaria de actividades de inteligencia, Clemens Binninger.

Por segunda vez en cinco días, la Justicia alemana abrió una investigación el miércoles sobre un presunto espía alemán, que trabajaba para Washington.

Agentes de seguridad prestan vigilancia frente a las instalaciones de la Embajada de Estados Unidos en Berlín. | AP
Agentes de seguridad prestan vigilancia frente a las instalaciones de la Embajada de Estados Unidos en Berlín. | AP

El caso tensó aún más las relaciones entre ambos países, empañadas ya por las revelaciones hace un año sobre el espionaje del teléfono celular de la jefa del Gobierno alemán, Ángela Merkel , por Estados Unidos.

Tras descubrir, la semana pasada, el caso de un agente de los servicios de inteligencia alemanes sospechoso de trabajar también para la CIA , la Fiscalía anunció el miércoles otra investigación sobre un nuevo presunto caso de espionaje.

Los medios de comunicación hablaron de un oficial de las Fuerzas Armadas alemanas, que trabajaba también para Washington.

Luego de la medida anunciada ayer por Berlín, la Casa Blanca manifestó que “es esencial” que ambos países continúen su cooperación en todo tipo de áreas.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, Caitlin Hayden, no quiso comentar específicamente sobre la expulsión del jefe de los servicios de espionaje estadounidenses.

“No obstante, nuestra relación de seguridad y de inteligencia con Alemania es muy importante y mantiene seguros a los alemanes y a los estadounidenses”, declaró Hayden en un comunicado enviado a la agencia Efe.

“Es esencial que la cooperación continúe en todas las áreas y seguiremos en contacto con el Gobierno alemán en los canales apropiados”, concluyó .