En el sureste, en dos días llovió tanto como en dos meses, reportan autoridades

 4 octubre, 2015
Decenas de vehículos fueron arrastrados por las inundaciones en la ciudad de Mandelieu la Napoule, al sur de Francia
Decenas de vehículos fueron arrastrados por las inundaciones en la ciudad de Mandelieu la Napoule, al sur de Francia

Niza (Francia)

Al menos 17 personas murieron y cuatro están desaparecidas debido a las inundaciones ocasionadas por fuertes tormentas que azotan el sureste de Francia desde el sábado, y cuyo registro de daños puede aumentar a medida que los socorristas accedan a las zonas siniestradas.

Se trata del segundo temporal más mortífero que ha vivido Francia desde el 2010. El presidente de esa nación, François Hollande, visitó la zona siniestrada y achacó los daños a la intensidad de las lluvias y lo inesperado del fenómeno.

El sábado por la noche, un intenso aguacero que alimentó la crecida del pequeño río costero de la Brague sumergió las calles de varias ciudades muy turísticas de la Costa Azul, entre ellas Cannes, Niza y Antibes.

Aunque los servicios meteorológicos habían lanzado el nivel naranja de vigilancia, no se esperaba que precipitaran casi 200 litros por metro cuadrado en menos de tres horas. En dos días, en la región ha llovido tanto como en dos meses.

La oficina del alcalde de Niza estima que en los dos últimos días ha caído en la ciudad el 10 por ciento de su promedio anual de precipitaciones. Es un golpe violento incluso en una región acostumbrada a fuertes temporales en esta época del año.

Reporte de daños. Entre los fallecidos figuran tres personas mayores que murieron ahogadas en un centro de ancianos cerca de Antibes. "Se encontraban en la planta baja y les cubrió una ola de agua", indicó François-Xavier Lauch, alto cargo de la prefectura departamental de los Alpes Marítimos.

Otras tres víctimas fueron descubiertas dentro de su coche en Vallauris-Golfe-Juan. El vehículo fue arrastrado por las aguas al entrar en un pequeño túnel.

La localidad de Mandelieu-la-Napoule fue la más afectada, con siete muertos. Se trata de personas que fallecieron al ser sorprendidas por el agua en parqueos subterráneos cuando intentaban sacar su coche.

También perecieron dos personas en Cannes; entre ellas una mujer de unos 60 años que fue hallada sin vida cerca de un aparcamiento, y otra en un campamento en Antibes. Otra persona murió en un accidente de automóvil ocasionado por la lluvia.

Propiedades destruidas durante los temporales en Biot,al sureste de Francia.
Propiedades destruidas durante los temporales en Biot,al sureste de Francia.

"Varios vehículos fueron arrastrados hasta el mar", contó el alcalde de Cannes, David Lisnard. "Es muy espectacular; fueron socorridas muchas personas y ahora debemos prevenir fenómenos de saqueos" en las tiendas, añadió el alcalde, que albergó con urgencia a 120 personas en un local municipal durante la noche.

Cientos de personas permanecen en una decena de trenes inmovilizados en estaciones del sureste. Además, se estima que unos 28.000 hogares seguían privados de corriente eléctrica el domingo por la mañana.

El balance de estas intemperies siguen siendo inferiores al de las lluvias torrenciales de 2010 que azotaron a esta misma región, dejando 25 muertos, 31.560 siniestrados y cerca de € 1.000 millones de daños.

Sin embargo, a dos meses de que París albergue la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, para evitar los efectos del calentamiento climático, Hollande advirtió que este tipo de catástrofes naturales han incrementado en los últimos años "en ritmo y en intensidad".

Etiquetado como: