Por: Alexandra Araya M. 30 julio, 2013

Para el líder del Movimiento Diversidad, Marco Castillo, las declaraciones del papa Francisco sobre la homosexualidad y la Iglesia, “demuestran cierta apertura de su parte”, aunque espera que profundice sobre el asunto.

Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, habló durante una hora y 20 minutos con la prensa en el avión que lo llevaba de vuelta a Italia tras finalizar la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil.

“Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla? , expresó el Pontífice, quien abogó por la integración de los homosexuales a a la sociedad.

“El papa Francisco en el fondo dice que no se debe juzgar a las personas por su preferencia sexual”, expresó el dirigente de esa agrupación que lucha por los derechos y contra la discriminación de la población homosexual.

“Siendo él la máxima autoridad de la Iglesia católica observamos una apertura, pero necesitamos cambios”, expresó Castillo, quien está a la espera que nueve resoluciones presentadas ante el Tribunal de Familia para que las parejas del mismo sexo puedan legalizar sus uniones de hecho.

Castillo dijo que siempre han estado a la espera de que la Iglesia cambie de posición. Pese a que esta posibilidad es una situación complicada, dijo, valoró como positiva esa manifestación del Obispo de Roma.