11 agosto

Pietracorbara, Francia

Dos incendios forestales avivados por ráfagas de viento de hasta 120 kilómetros por hora recorrieron 1.500 hectáreas en Córcega la noche del viernes, obligando a evacuar a unas 700 personas.

"El fuego llegó hasta los jardines de las casas, situadas cerca de la vegetación y la gente intenta detenerlo con los medios disponibles", constató un fotógrafo de AFP presente en Pietracorbara, en la costa este de la isla francesa, donde amenazan las llamas originadas la noche anterior en Nonza, al noroeste de la capital departamental Bastia, en plena temporada turística.

Residentes de Pietracorbara observaron como las llamas se aproximaron a sus viviendas.
Residentes de Pietracorbara observaron como las llamas se aproximaron a sus viviendas.

Hacia la medianoche, el fuego siguió avanzando en una zona más urbanizada", donde varias rutas departamentales fueron cerradas a la circulación, según las autoridades y testigos.

Preventivamente, "500 personas fueron evacuadas de un camping de Pietracorbara (...) y otras 180 en Sisco" hacia "escuelas, un convento o a casas" de vecinos, indicó el prefecto Gérard Gavory.

Un segundo incendio, menos importante, en Manso, al sur de Calvi, recorrió 150 hectáreas de vegetación "pero no amenaza ni las viviendas ni las personas", agregó el prefecto.