Para Irán, ausente en cita, la mejor vía es reforzar a Gobiernos de Siria e Irak

 16 septiembre, 2014
El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, se dirige a militares de su país en la base aérea de Al-Dhafra 104, en los Emiratos Árabes Unidos. Francia hará pronto vuelos de reconocimiento sobre Irak. | AFP
El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, se dirige a militares de su país en la base aérea de Al-Dhafra 104, en los Emiratos Árabes Unidos. Francia hará pronto vuelos de reconocimiento sobre Irak. | AFP

París. AFP. Los países que se reunieron ayer en París para la conferencia sobre la seguridad en Irak prometieron apoyar la lucha de Bagdad contra los yihadisas del Estado Islámico (EI) por todos los medios, inclusive militares.

“Daesh (acrónimo árabe del EI) constituye una amenaza para Irak, pero también para toda la comunidad internacional ”, afirmó la declaración común adoptada por una treintena de naciones que participaron en la reunión.

“Todos los participantes subrayaron la urgente necesidad de poner fin a la presencia de Daesh” en Irak, indicó el texto.

“Con ese objetivo, se comprometieron a apoyar por todos [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20140915_0008]]los medios necesarios [[END:INLINEREF]]al nuevo gobierno iraquí en su lucha contra Daesh, incluso con una ayuda militar apropiada”, agregó.

El canciller francés, Laurent Fabius, calificó la reunión de grave y esperanzadora, y se mostró entusiasmado por la participación de 30 países , entre los más poderosos del mundo y con situaciones geográficas e ideológicas diversas, pero que dicen todos que están decididos a luchar contra el EI.

Fabius también anunció una próxima conferencia que tratará sobre la necesidad de impedir la financiación de ese grupo.

Urgente. Al abrir la conferencia, los presidentes francés, François Hollande, e iraquí, Fuad Masum, lanzaron un llamado urgente a la acción internacional contra el EI.

“El combate de los iraquíes contra el terrorismo es también el nuestro. Debemos actuar al lado de los iraquíes”, dijo Hollande.

La conferencia de París, en la que participaron los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tuvo lugar en un contexto dramático a raíz de la decapitación, el sábado, del británico David Haines, tercer rehén al que Estado islámico da muerte en menos de un mes, luego de los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff .

Irán, actor esencial de la región, pero que no participa en la conferencia, estimó que la mejor manera de luchar contra el terrorismo es reforzar a los gobiernos iraquí y sirio, y el guía supremo, Ali Jamenei, afirmó que Irán rechazó una solicitud de cooperación de Estados Unidos contra EI porque los estadounidenses ‘tienen las manos sucias’.

“Lamentamos la ausencia de Irán en esta conferencia”, dijo el ministro iraquí de Relaciones Exteriores, Ibrahim al Jaafari.