Los estadounidenses contratados por el departamento de Defensa de Estados Unidos para entrenar a la Fuerza Aérea afgana fueron víctimas de disparos de un integrante de las fuerzas de seguridad afganas.

 30 enero, 2015
Oficiales de seguridad afganos inspeccionan la escena del estallido de una bomba en Kabul, este domingo. | EFE
Oficiales de seguridad afganos inspeccionan la escena del estallido de una bomba en Kabul, este domingo. | EFE

Los talibanes afganos reivindicaron el viernes el ataque perpetrado el jueves en el aeropuerto de Kabul en el que murieron tres civiles estadounidenses que trabajaban para el Pentágono y un afgano.

"Un agente infiltrado que operaba en el interior del aeropuerto de Kabul abrió fuego contra los invasores", dijo Zabihullah Mujahid, portavoz de los talibanes, al reivindicar el ataque en nombre de la rebelión islamistas.

Los estadounidenses contratados por el departamento de Defensa de Estados Unidos para entrenar a la Fuerza Aérea afgana fueron víctimas de disparos de un integrante de las fuerzas de seguridad afganas.

Las tropas de la OTAN han tomado previsiones en los últimos meses para evitar ser atacados por integrantes de las flamantes fuerzas armadas afganas, que contribuyeron a armar y entrenar.

La mayor parte de las tropas extranjeras dejaron Afganistán el año pasado pero aún permanecen en el país unos 12.000 efectivos occidentales, entre ellos 10.600 estadounidenses.

El aeropuerto de Kabul es particularmente vigilado y una parte es reservado para el uso de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Etiquetado como: