9 mayo, 2013
 Ariel Castro es, hasta ahora, el único inculpado. | AFP
Ariel Castro es, hasta ahora, el único inculpado. | AFP

Cleveland, EE. UU. AP. Las autoridades presentaron ayer cargos de secuestro y violación contra un hombre de Cleveland, en cuya casa fueron halladas esta semana tres mujeres desaparecidas hace 10 años.

Los fiscales no interpusieron cargos contra sus hermanos, al decir que no hay evidencia de que hayan participado en el hecho.

Ariel Castro, de 52 años, de origen puertorriqueño y propietario de la vivienda, fue acusado de cuatro cargos por secuestro, por cada una de las cautivas y la hija que tuvo con una de ellas, y tres cargos de violar a las tres mujeres.

Sus hermanos Pedro y Onil Castro están detenidos, pero no afrontan cargos por el momento.

Ariel Castro, un exchofer de autobús escolar, era el dueño de la casa donde se encontró a las mujeres, en un barrio salpicado de viviendas tapiadas, justo al sur de la ciudad.

Amanda Berry, de 27 años; Michelle Knight, de 32, y Gina DeJesús, de 23, fueron rescatadas el lunes después de que Berry zafó la parte inferior de una puerta de malla y pidió el teléfono celular de un vecino para llamar al 911. Un agente se presentó minutos después y Berry salió corriendo para abrazarlo, relató un vecino.

En conferencia de prensa, las autoridades dieron el miércoles pocos detalles del caso.

Los hombres están en custodia y no fue posible comunicarse con ellos para que hicieran declaraciones a la prensa. Un cuñado informó de que la familia está “totalmente impactada” después de escuchar a las mujeres que estaban en la casa. Las tres mujeres desaparecieron entre 2002 y 2004.

Ariel Castro parecía acongojado por la desaparición de Gina DeJesús y otras adolescentes. La chica tenía 14 años al desaparecer cuando regresaba de la escuela.